viernes, 23 de diciembre de 2011

Alto funcionario rechaza religión en filas partidistas

Beijing, 20 de DEC (El Pueblo)--Los miembros del Partido Comunista de China (PCCh) no deberán adscribirse a religión alguna, como principio invariablemente respetado, según un alto funcionario.

El Partido sufriría "perniciosas" consecuencias si a sus miembros se les permite creer en la religión, dijo Zhu Weiqun, vicepresidente ejecutivo del Departamento de Trabajo del Frente Único del Comité Central del PCCh.

"Las organizaciones del Partido se verán muy debilitadas en la lucha contra el separatismo, pues fuerzas hostiles en casa y en el extranjero están haciendo todo lo posible para utilizar la religión en sus actividades separatistas en las áreas habitadas por grupos étnicos", dijo Zhu en un artículo publicado en Qiushi, o "Buscando la Verdad", la revista quincenal oficial del Comité Central del PCCh.

Zhu criticó las cada vez más comunes situaciones en que miembros del PCCh participan en actividades religiosas, el establecimiento de contactos estrechos con figuras religiosas y la conversión de algunos miembros en creyentes.

Algunas personas, incluso dentro del Partido, se han pronunciado por derogar la prohibición de que los miembros del PCCh abracen credos religiosos. En ese sentido se enumeran "razones y beneficios" para los miembros del PCCh, e incluso argumentan que la prohibición es incompatible con la Constitución, dijo Zhu.

"Si el Partido levanta la prohibición, como algunos sugieren, será difícil ver los beneficios prometidos y lo que sí habrá en su lugar serán consecuencias perniciosas", explicó Zhu en el artículo.

El uso que hace el PCCh del marxismo y todas sus teorías, ideas y acciones como guía, parte de una visión dialéctico-materialista del mundo, señaló Zhu.
El partido se dividiría, ideológica y teóricamente, si se permite que sus miembros adopten la religión, ya que ello supone la coexistencia de idealismo y materialismo y el teísmo y el ateísmo, lo que pondría en peligro el papel guía del marxismo.

El Partido se dividiría en lo ideológico y teórico si permite que sus afiliados abracen la religión, ya que significaría que los militantes estarían, a la par, bajo la dirección del Partido y de las diversas organizaciones religiosas.

"No es casual que los comités del Partido en Xinjiang y el Tíbet, donde la lucha anti-secesión es más aguda, adopten la posición clara de no permitir que sus miembros sean religiosos", dijo Zhu.

La labor que el Partido realiza con los círculos religiosos se vería fundamentalmente comprometida si sus miembros se hacen creyentes, ya que algunos podrían convertirse en portavoces de ciertos grupos religiosos, y es poco probable que aborden a todas las diferentes religiones sobre pie de igualdad, continuó.

De acuerdo con Zhou, el PCCh no podría llevar a feliz término la gran causa del socialismo con características chinas si se desarma ideológica y teóricamente, y se degrada de partido marxista a uno no marxista, al permitir a sus miembros crean en la religión, dijo.

El funcionario también rechazó la idea de que la prohibición para los miembros del PCCh sea incompatible con la libertad de creencia religiosa en la Constitución.

La libertad de creencia religiosa en China significa que cada ciudadano tiene la libertad de creer o no creer en cualquier religión. Cuando un ciudadano se une voluntariamente al PCCh, él o ella acepta el punto de vista marxista, el materialismo dialéctico y tiene el derecho a no creer en ninguna religión.
El funcionario también pidió más esfuerzos para mejorar la visión marxista de la religión y la educación atea dentro del Partido.

Debe quedar bien claro que las personas que no son miembros del Partido tienen libertad de credo y que los militantes no deben creer en la religión, puntualizó.

También advirtió contra la tolerancia a los miembros del Partido que participan en actividades religiosas. Aquellos que usan su poder para alimentar el fanatismo religioso y la construcción excesiva de sitios dedicados a la práctica religiosa deben ser reprendidos y castigados si se niegan a arrepentirse y corregir sus actos, sugirió.

(vía spanish.peopledaily.com.cn)

No hay comentarios: