viernes, 13 de enero de 2012

México: Semanario católico pide a senadores aprobar reforma de libertad religiosa

MEXICO D.F. (ACI/EWTN Noticias)

El semanario católico Desde la Fe, pidió al Senado mexicano aprobar la reforma del artículo 24 de la Constitución sobre libertad religiosa, para así modernizar al país en el reconocimiento de los derechos humanos.

En su editorial, citado el domingo por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México, la revista se refirió a la reforma aprobada por la Cámara de Diputados el 15 de diciembre que permitirá que los actos de culto religioso se practiquen colectivamente en público.

"Ahora sigue el camino de la Cámara de Senadores y de los congresos estatales para que pueda proclamarse como reforma constitucional: ¿Será mucho pedir a nuestros políticos que reconozcan los derechos humanos básicos en nuestra Carta Magna? ¿Será mucho pedir a los comentaristas y analistas que reconozcan la insuficiencia de la mera libertad de culto y la necesidad de una más amplia libertad de conciencia y de religión para nuestro país?", preguntó Desde la Fe.

El editorial rechazó que la reforma atente contra el Estado laico, pues lo que busca es modernizar al Estado "en el reconocimiento de los derechos que les corresponden a todos los ciudadanos mexicanos, a los creyentes y los no creyentes, de acuerdo a los instrumentos internacionales firmados y ratificados por México, desde hace mucho tiempo".

"Hay un avance significativo: poder expresar las convicciones éticas y religiosas desde la propia conciencia, ya sea individual o colectivamente. No se señala con toda claridad el derecho de conducirse en todos los aspectos de la vida con tales convicciones, pero al menos se señala la posibilidad de expresarlas ‘en público’, aunque el acento sigue siendo la celebración de un culto", explicó.

Desde la Fe afirmó que el verdadero Estado laico es el que garantiza el derecho a la libertad religiosa. Dijo que los creyentes "deben dejar de lado los complejos y los miedos" y expresar con respeto y con madurez sus propias convicciones, privada y públicamente; mientras los no creyentes "deben conducirse también con respeto y madurez para saber escuchar a quienes piensan de manera distinta".

"Los católicos sabemos que la vida pública no puede quedar en manos de un solo criterio, pues estaríamos hablando de una dictadura ideológica que no respetaría los derechos y las convicciones de todos, tal como sucede en los estados totalitarios", señaló.

Finalmente, aclaró que sigue intacto el artículo 130 sobre las relaciones entre el Estado y las iglesias. "Sin embargo, hay un avance constitucional, pero con muchas resistencias", señaló.

(vía aciprensa.com)

No hay comentarios: