martes, 7 de febrero de 2012

Niños cristianos, víctimas del más brutal bulling en Turquía

El acoso escolar es un problema cotidiano en las escuelas, la sociedad occidental lo considera una perversión de las relaciones entre compañeros de clase, en las que el macho, o hembra, alfa, somete y humilla a los más débiles. Los pedagogos y docentes estudian como frenar el bulling.

Pero en los países musulmanes el acoso escolar, el bulling, contra los niños cristianos está alentado por los mismos profesores y totalmente consentido por la sociedad.

Hay niños cristianos que han sido atacados, torturados y asesinados por sus colegas musulmanes ante la mirada permisiva de los maestros.

En Turquía, Hussein, un niño de 11 años, cuyo padre fue un líder religioso musulmán que se convirtió al cristianismo, hizo pública profesión de fe cristiana con el uso de un de un collar con una cruz de plata en la escuela ya que quería compartir su experiencia religiosa.

La hermana de Hussein vio que su hermano explicaba a sus compañeros de clase que se había convertido al cristianismo y amedrentada comentó a sus padres sobre el peligro que se podía cernir, por lo que sus padres le prohibieron llevar la cruz por motivos de seguridad.

Los compañeros de clase de Hussein se burlaban, le escupían, hasta que harto de esta situación amenazó con explicarlo al director de la escuela. Un compañero le aseguró que le asesinaría si lo hacía. El padre de Hussein, Hakiim, fue a hablar con el padre del agresor, pensando que este reprendería a su hijo, pero la reacción del padre musulmán fue la de amenazar a muerte al Hakiim.

El niño cristiano Hussein recibe ahora golpes con una vara propinados por el profesor de religión.

En Turquía, al igual que en la mayoría de países islámicos, los estudiantes no musulmanes están obligados a asistir a los estudios islámicos. Los que se niegan a recitar las oraciones del Corán y el Shari´a, la ley islámica, son golpeados a menudo por el profesor.

Christian, hermano de Hussein, ha sido negado por el profesor con la aquiescencia director y de la asociación de padres.

A pesar de las “palizas musulmanas” para que “entre en razón” y se convierta al Islam, Hussein afirma que no volverá al Islam y que continuará hablando a sus amigos sobre su fe.

Mientras en Occidente el acoso escolar es considerado una lacra y se busca como solucionar este problema, en el mundo musulmán está legitimizado y aplicado por los maestros y directores de escuela con el total beneplácito de las asociaciones de padres.

(vía religionenlibertad.com)

No hay comentarios: