martes, 21 de febrero de 2012

Religión y sectas

Por: Marta Deià

Religión sí, religión, no. Es el eterno debate que se reabre cada cierto tiempo discutiéndose si debe incluirse como asignatura obligatoria o debe ser algo opcional que dependa de los padres. El cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha insinuado en su hoja dominical que los niños sin estudios de religión son carne de cañón para las sectas y asegura además que “padecen un analfabetismo que incide en su nivel cultural general, más bien bajo”.

Vaya por delante que todos los sectarismos ideológicos son odiosos y que todas las sectas, por pequeñas o grandes que sean, son igual de dañinas. Ahora bien, la religión católica como cualquier otra es una opción totalmente personal que se debe enseñar en casa y no en una escuela. Por otro lado, ¿alguien cree que es necesario formarse en la religión católica para saber lo que está bien y lo que está mal?

El hecho de que los niños no estudien una asignatura de religión no implica ni que sean peores personas carentes de valores ni que tengan un nivel cultural más bajo, es más, muchos concluirán que al no estar sometidos a un intento de adoctrinamiento en un determinado dogma, serán más libres. 

(vía mallorcadiario.com)

No hay comentarios: