lunes, 6 de agosto de 2012

El autor de la masacre en un templo sij era un ex militar racista

El presunto autor de la masacre perpetrada en un templo sij de la ciudad estadounidense de Oak Creek, al sur de Milwaukee, en Wisconsin, es un veterano de guerra blanco. El hombre de unos 40 años, con la cabeza rapada, tenía un tatuaje del 11-S en un brazo, según han informado los medios estadounidenses.

El presunto autor de la matanza de seis personas en un templo sij de Wisconsin ha sido identificado como Wade Michael Page, un antiguo militar que fue expulsado del Ejército en 1998 por "patrones de mala conducta" como estar bebido durante el servicio, según han informado fuentes militares.

Page sirvió en el Ejército de Tierra durante seis años, pero en ningún momento fue destinado a ningún país extranjero, tal como habían especulado algunos medios de comunicación. Estaba especializado en operaciones psicológicas y en reparación de misiles Hawk. Su último destino fue Fort Bragg, en Carolina del Norte.

En junio de 1998 se le sancionó por estar borracho durante su turno de servicio y fue degradado de sargento al de "especialista", un rango inferior del escalafón. Además no se le dio la opción de continuar en el Ejército, según estas fuentes.

Page, con la cabeza rapada, un tatuaje en el brazo relativo a los atentados del 11 de septiembre de 2011 y una pistola semiautomática irrumpió en el templo sij en la mañana del domingo y comenzó a disparar indiscriminadamente. Seis personas murieron y tres más están ingresadas en un hospital con pronóstico crítico. El propio Page falleció abatido a tiros por un agente de la Policía.

El Centro Legal del Sur sobre la Pobreza, una organización dedicada a la vigilancia de organizaciones radicales ha asegurado que Page pertenecía a una banda de skinheads denominada Fin de la Apatía, con sede en Fayetteville, en Carolina del Norte, y en 2000 intentó comprar material de la Alianza Nacional, un grupo neonazi.

Uno de los feligreses de la congregación sij, Ven Boba Ri, ha asegurado que el asaltante "no pertenecía a la comunidad" y ha afirmado incluso en declaraciones a 'The Milwaukee Journal Sentinel' que se trata de "un crimen de odio". Ri, que se encontraba dentro del templo cuando fue atacado, ha relatado que el asesino primero disparó contra un religioso que estaba fuera del inmueble y luego entró disparando indiscriminadamente.

"No dijo nada, empezó a disparar directamente", ha relatado Harpreet Singh, citando las palabras de su tía, que se encontraba dentro del templo. Al parecer su principal objetivo eran los hombres que llevaban turbante.

Las autoridades han recuperado dos armas semiautomáticas que serían las que habría utilizado el asaltante cuyo origen está siendo investigado. Además han registrado en la madrugada del lunes una vivienda en el barrio de Cudahy de Milwaukee, que podría ser en la que residía el atacante.

El estado de Wisconsin tiene una de las legislaciones sobre armas más permisivas de Estados Unidos. Jagjit Singh Kaleka, hermano del presidente de la comunidad atacada, ha asegurado que no sabe cuál ha sido la razón del ataque. "Pero sabemos que cuantas más armas de asalto haya, habrá más situaciones como esta", ha añadido.

En Estados Unidos viven unos 500.000 sijs, entre 2.500 y 3.000 familias en Wisconsin. La comunidad sij se queja de que a menudo son atacados por radicales que les confunden con musulmanes, especialmente después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

(vía telecinco.es)

No hay comentarios: