jueves, 13 de septiembre de 2012

¿Se debe estudiar religión en las escuelas?

por Originario

¿0e debe estudiar religión en las escuelas?

Entre las medidas que se suelen exigir para salir de la crisis, ¿por qué son tan pocos los que se acuerdan de la sangría que representa la Iglesia? ¿ Por qué nadie en la supuesta izquierda parlamentaria o en las organizaciones sindicales habla de DESAMORTIZACIÓN?

Una profesora de Religión Católica fue expulsada en su día de un colegio público por el Obispado. Y lo chocante es que el Tribunal Constitucional, nada menos, dio por buena esa expulsión. Motivos: no dar buen ejemplo por ser separada y haber rehecho su vida de pareja con otra persona, algo que la Constitución defiende, pero que no parece afectar a la Jerarquía católica, siempre exigiendo privilegios particulares.

No es el primer caso en que la Iglesia despide a un profesor por ejercer derechos laborales que recoge nuestra Constitución. Ni tampoco es el primer caso donde se nota el enorme poder que ejerce en el Estado esta nefasta Institución.

A las manifestaciones de obispos contra el gobierno anterior (algo increíble en cualquier país), y a los mensajes de su COPE se añadió este despido contra una persona a la que ellos. como a cualquier profesor de religión católica, no pagan: tan sólo contratan. Curiosa casuística laboral. Ellos contratan, y usted y yo pagamos a través del Gobierno como cajero de la Iglesia.

¿Qué pasa aquí con los obispos que los hace de los más prepotentes, antidemócratas, díscolos y retrógrados de toda Europa?

Si se aplicase su misma vara de medir a tantos curas, obispos y papas de esta Iglesia que en el pasado atentaron contra la moral mucho más gravemente, la historia de la Iglesia estaría llena de proceso judiciales, tendrían que ser denunciados por corruptos y expulsados de inmediato muchos clérigos de diversos rangos que en el presente escandalizan a la opinión pública del mundo por sus crímenes sexuales contra niños y por encubrirlos. Aplicando su propios criterios de intransigencia  para despedir responsables de enseñar catolicismo, ¿cuántos curas y obispos se quedarían en paro?

No vemos que eso suceda nunca. De modo que siempre nos encontramos con esa doble vara de medir de la jerarquía, su ley del embudo y su mano pedigüeña que no tiene contrapartida. Uno no solo está en contra de que se de religión en las aulas, sino ta,mbién contra la arbitrariedad, los abusos legales, el caciquismo vaticanista y la doble moral que se aplica en las relaciones entre la Iglesia y los gobiernos españoles.

Todo esto sucede porque hay un mal de fondo: el Concordato.Uno se asombraría  de lo que dura esta trampa legal a no ser porque conoce la mediocridad y la tibieza de los gobernantes sucesivos de este país, pero aún así queda la pregunta: ¿Por qué no se cambia de una vez ese fatídico Concordato que va contra nuestra Constitución en cuanto igualdad jurídica y derechos se refiere? ¿Por qué no se revisan de una vez los enormes privilegios de esta Iglesia caduca, cada vez con menos fieles pero cada vez más rica y con mayores privilegios en este país? ¿Por qué estamos tan lejos de evitarle a nuestros tan esquilmados bolsillos los más de SEIS MIL MILLONES ANUALES) de ayuda que reciben los obispos, los ingresos incontrolados por venta de entradas para visitas a sus catedrales y centros de interés turístico, y las exenciones de impuestos de que goza la jerarquía católica en sus miles de propiedades rústicas y urbanas? Todo esto justificaría una desamortización que superara a la de Mendizábal y que cada día es más urgente por el bien de este país que se arruina a diario un poco más y de lo que es responsable también esta Iglesia no solo por lo que no aporta sino también por lo mucho que recibe.

Por lo demás, invito públicamente a los obispos a que muestren un solo texto del Evangelio donde Cristo se manifieste contra la unión libre de parejas o hable del matrimonio como norma cristiana, pero sí lo hizo contra la clase sacerdotal. Contra lo que hace secularmente la  clase sacerdotal católica, Él sí dio ejemplo de libertad, respeto, amor y tolerancia.¿Dónde están esas virtudes en los que dicen ser Sus representantes? No creo que reúnan los requisitos de idoneidad que en cambio exigen a los profesores de su religión. ¿Son idóneos para algo socialmente útil estos obispos de mentalidad medieval? Porque aparte de dar al pueblo su ración de paganismo y acomodación al Sistema (lo cual es doblemente pernicioso)  mno se alcanza su utilidad para nada, porque ahora ni curas obreros hay. cuanto menos obispos, cardenales o papas. 

Añadamos a esto las manifestaciones del episcopado contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, con el argumento (increíble) de que se opone a la doctrina de la Iglesia, y veremos nítidamente el claro perfil derechista retrógrado, y con un punto de nostalgia inquisitorial de la Jerarquía católica en España y el eterno servilismo de nuestros gobiernos a los señores de la mitra y el báculo.

Queda pendiente en este país, y es urgente, el debate público sobre si el Estado debe considerar derroche social mantener esta Iglesia tan cara y con tantas prerrogativas. Pero ni la izquierda parlamentaria lo propone: son buenos chicos.

La enseñanza de la religión católica, como las demás, como la islámica o cualquier otra (que no tienen ni por asomo ninguno de esos privilegios), pertenece al ámbito privado. Pues, séase: que el que se bautice, pague. Que pague y sostenga a sus religiones con sus propios medios y deje en paz nuestros bolsillos. Parece lo justo.

Andamos a la cola de Europa en gastos sociales, los cuales, de no existir el parasitismo de la Iglesia veríamos aumentar sustancialmente. Entre tanto, en lugar de Religión Católica, ¿por qué no más gimnasia, más educación artística, más idiomas, más enseñanzas prácticas?)...Y por supuesto, Educación para la Ciudadanía. Mucha educación para ser responsables, respetuosos, pacíficos, justos, libres e iguales, cualidades, en fin, que tan lejos se halla de poseer esta Iglesia medieval y que por cierto – no conviene olvidarlo- son cualidades cristianas. ¿Lo es esta Iglesia? Saquen sus conclusiones.

(vía kaosenlared.net)

No hay comentarios: