sábado, 6 de octubre de 2012

Alemania protegerá en su derecho la circuncisión por causa religiosa

Judíos y musulmanes celebran que se pueda realizar hasta el sexto mes

Judíos y musulmanes se mostraron ayer satisfechos con el proyecto de ley del Gobierno alemán que contempla que la circuncisión en menores por motivos religiosos pueda ser realizada hasta el sexto mes del menor por una persona competente escogida por las respectivas comunidades.

El presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, Dieter Graumann, habló de un clara señal política cuyo mensaje reza que los judíos y musulmanes continúan siendo bienvenidos en este país.

«Estamos contentos de que los mandamientos judíos y, en consecuencia, la vida judía no se vean abocados a la ilegalidad», declaró Graumann, quien agregó que «la seguridad jurídica constituye en ese caso al mismo tiempo una garantía de futuro del judaísmo en Alemania».

En tanto, el presidente del Consejo Central de los Musulmanes en Alemania, Aiman Mazyek, subrayó en declaraciones al diario Neue Osnabrücker Zeitung que «la circuncisión en el islam puede ser practicada por cualquier persona competente, también una mujer», aunque por regla general se opta por un médico.

Al mismo tiempo advirtió del peligro para el bienestar del menor, «cuando desde fuera se le quiere imponer de forma vehemente una postura contraria a la circuncisión, se le confunde y se le aboca a un desproporcionado conflicto para lo que supone una intervención mínima». Según el proyecto de ley, los padres pueden aprobar la circuncisión de su hijo sin incurrir así en un delito de su deber asistencial, aunque esta debe ser realizada «conforme a las reglas de la medicina».

El proyecto de ley señala que la intervención debe garantizar «en la medida de lo posible la ausencia de dolor» y debe ser prohibida si existe «peligro para el bienestar del menor».

Asimismo, los niños de cierta edad y capacidad de decisión tendrán una especie de derecho a veto, que deberá ser respetado.

«Lesión física ilegal»

Una controvertida sentencia de finales de junio de un tribunal alemán, dictada en respuesta al caso de un niño musulmán y que califica la circuncisión en menores por motivos religiosos de «lesión física ilegal y sancionable», desató una oleada de protestas entre las comunidades judía y musulmana. El Parlamento alemán aprobó en julio una resolución defendiendo la legitimidad de la circuncisión en menores de edad, como exponente del respeto a la libertad de religión.

Según el Ministerio de Familia, el Gobierno abordará la inclusión de la ley relativa a la circuncisión en el código civil alemán y presentará posteriormente el proyecto en el Bundestag, la Cámara baja del Parlamento teutón. En este momento no hay ninguna objeción para que pueda salir adelante.

(vía lavozdegalicia.es)

No hay comentarios: