domingo, 4 de noviembre de 2012

Bilbao levanta la prohibición de apertura de nuevos centros de culto religioso en la villa

La junta de gobierno municipal aprueba la modificación del PGOU que arbitra dónde pueden ubicarse

Olga Sáez

Imagen de una mezquita en Bilbao

Imagen de una mezquita en Bilbao (Juan Lazkano)

BILBAO. En el futuro, los centros de culto que se abran en Bilbao no podrán estar ubicados en edificios residenciales, según la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, que ya ha sido aprobada en la junta de gobierno municipal. A partir de ahora, y aunque la aprobación de definitiva no se producirá hasta el pleno que tendrá lugar en enero o febrero de 2013, el Ayuntamiento tiene luz verde para conceder nuevas licencias, siempre que se adapten a lo establecido en las nuevas modificaciones. Esto supone que se levanta la suspensión que impedía desde hace un año la apertura de nuevos centros de culto.

La aparición de nuevos cultos en la ciudad se retrotrae a hace al menos diez años, coincidiendo con la llegada de ciudadanos con creencias diferentes. Aunque, según admite el concejal de Urbanismo, Ricardo Barkala, nunca han supuesto problemas, la proliferación de centros sí hacía necesaria la elaboración de una normativa o al menos la regulación de los lugares propios para ello.

En los últimos tiempos, la situación se había agravado por las quejas de los vecinos que se oponían a la apertura de una mezquita junto a sus viviendas. Ante esta polémica, el Ayuntamiento de Bilbao suspendió de forma cautelar la concesión de nuevos permisos mientras se arbitraba qué condiciones debían cumplir los centros y qué lugares eran aptos para ello.

Después de un año, la junta de gobierno, que se celebró la última semana de octubre, aprobó ya los requisitos que deberán cumplir en el futuro los nuevos centros de oración que quieran instalarse en la ciudad. La reforma aún deberá pasar por las distintas fases legales hasta su aprobación definitiva. Sin embargo, ya desde el momento que la junta de gobierno ha dado el voto favorable a los cambios presentados, el Ayuntamiento tiene luz verde para conceder nuevas licencias. En estos momentos, el reglamento se encuentra en fase de exposición pública, a la espera de que se reciban las alegaciones de los grupos afectados, que, en todo caso, nunca serían para endurecer la propuesta del gobierno municipal.

Según señaló Barkala, "tendríamos un año para aprobar definitivamente la reforma y, por tanto, para otorgar nuevas licencias"; pero hay sentencias en el Supremo que apuntan a que, una vez aprobado inicialmente el texto, el Consistorio debe otorgar las licencias pertinentes, "siempre que se cumplan los requisitos exigidos en la reforma que se plantea".

El nuevo mapa de las iglesias de Bilbao establece, sin ningún tipo de atenuante, que no se podrán abrir nuevos centros en bajos residenciales y hace extensiva esta prohibición a aquellos lugares en los que hay residencias comunitarias, bien sean destinadas a personas mayores o estudiantes, a los que homologa como sector residencial. Establece también el aforo de una persona por metro cuadrado, aunque el grueso de la reforma estaba en la ubicación.

El mapa Precisamente, una de las quejas de ciertos colectivos apuntaba que ello supondrá que las iglesias se alejarán hasta los extrarradios. El concejal de Urbanismo negó que el mapa de los nuevos lugares de culto les condene a estar en la periferia. "En Bilbao podrá haber centros de oración de cualquier religión en todos los edificios que están catalogados como sector terciario. Entran en esta consideración por ejemplo, el Corte Inglés, el BBVA, la propia Universidad de Deusto y otros edificios en Ibarrekolanda o Zorrotza", expone. El concejal defiende que, de hecho, que en la Universidad de Deusto ya hay una capilla, por citar un ejemplo, y no es extrarradio. También podrían asentarse en zonas consideradas como productivas. En este supuesto, hay edificios, por ejemplo, en Bolueta o en Zorrotza.

Podría haber nuevas iglesias, además, en equipamiento deportivos. "Sin ir más lejos, podría solicitarse en San Mamés o en otras instalaciones deportivas". Barkala apunta, en este sentido, que hay estadios de fútbol que tienen un lugar para guardar las cenizas; algo que se descartó en el futuro San Mamés, pero que, sin embargo, también se puso sobre la mesa. Finalmente, existiría la posibilidad de abrir centros de culto en residencias y conventos y en equipamientos públicos o privados lucrativos.

En todo caso, el nuevo mapa de las iglesias futuras de Bizkaia deja fuera de ordenación la solicitud para abrir mezquitas en Pablo Alzola o para continuar en la calle Cortes, que, aunque aún no se ha cerrado, según expreso Barkala, saben que no pueden continuar en esos locales.

Con estas modificaciones, el Ayuntamiento considera que no es necesaria la elaboración de una ordenanza específica sobre los centros de culto de la ciudad, al considerar que arbitrando los lugares donde es posible su ubicación en el Plan General de Ordenación Urbana se da respuesta a los problemas que han surgido en los últimos meses.

(vía deia.com)

No hay comentarios: