domingo, 24 de febrero de 2013

La Biblia como argumento en el Senado de la Nación

El Canciller Héctor Timerman lee un pasaje de la Biblia en el Senado de la Nación, en referencia a la "Justicia".

 

Timerman justifica el acuerdo con Irán leyendo La Biblia

Tal parece que el canciller Timerman considera a La Biblia —y, en particular, al libro de Deuteronomio— como fuente de sabiduría y como un buen código moral, a punto tal de utilizarlo como argumento en el Senado de la Nación Argentina.

Quizá le parezca buena idea lo que expresa el mismo libro, apenas 4 versículos después:

Deuteronomio (17:2)

"Cuando se hallare en medio de ti, en alguna de tus ciudades que Jehová tu Dios te da, hombre o mujer que haya hecho mal ante los ojos de Jehová tu Dios traspasando su pacto, que hubiere ido y servido a dioses ajenos, y se hubiere inclinado a ellos, ya sea al sol, o a la luna, o a todo el ejército del cielo, lo cual yo he prohibido; y te fuere dado aviso, y después que oyeres y hubieres indagado bien, la cosa pareciere de verdad cierta, que tal abominación ha sido hecha en Israel; entonces sacarás a tus puertas al hombre o a la mujer que hubiere hecho esta mala cosa, sea hombre o mujer, y los apedrearás, y así morirán."

Dice el canciller Timerman que, según los sabios, "en la Biblia no hay ni siquiera una letra que no sea necesaria". Permítanme dudarlo, y pedir que estas cosas queden definitivamente fuera de las instituciones de la República Argentina.

Entre tanto, aunque parece cada vez más lejano, me pregunto cuándo asistiremos al "fin de la fe"...

(vía storify.com)

No hay comentarios: