martes, 19 de marzo de 2013

La Asociación Hindú reclama que no se queme un ninot que representa a su dios

image
«Quemar a Ganesha es como quemar un crucifijo o a la Mare de Déu», explicaba ayer indignado el presidente de la Asociación Hindú de Valencia, Lal Sirwani. Para sorpresa de los falleros de Ceramista Ros-José María Mortes Lerma, el colectivo se declaró ayer «muy dolido» y pidió que no se queme el gran elefante rosa que remata la falla de Sergi Fandos, que tiene como lema «Vells contes de la India». Según informó la asociación, a lo largo del día de hoy le trasladarán su malestar a la embajada de la India en España y a la Junta Central Fallera.

En un escrito aseguran que "si la autoridad no lo impide", esta noche, en la Cremà, "se quemarán los dioses de la India en un acto sacrílego sin precedentes levantando la indignación de 800 millones de hinduistas".

También alerta de que varios dioses "serán destruidos por las llamas en una celebración declarada Patrimonio Cultura Inmaterial de la Humanidad" y protestan "enérgicamente" por lo que consideran "una violación de los derechos sagrados de libertad religiosa que protege la Constitución Española en su artículo 16".

En su reclamación explican que han elevado la solicitud al amparo de la Delegación del Gobierno para que "intervengan las fuerzas de orden público para evitar esta atrocidad cultural, social y religiosa".

En la falla saltaban chispas. El sentimiento de asombro era el único punto en común entre los ciudadanos indios, que acudían a contemplar a su dios de cartón piedra, y los falleros de Ceramista Ros. «¿Estamos en la India o en Valencia?», preguntaba un vecino en voz alta, muy enfadado. Tal era la tensión que la Policía Nacional tuvo que hacer acto de presencia para prevenir posibles enfrentamientos.

El presidente de la falla, Lorenzo Lamelas, le quitaba hierro al asunto. Explicaba que no entendía el revuelo que se había generado porque a él «ningún colectivo» le había trasladado su malestar. «A mí nadie ha venido a decirme nada. Simplemente pasó por aquí un grupo de hindúes algo molestos, pero nada más», dijo, y tildó de «rumores» las informaciones sobre el enfado por el monumento, que ha obtenido el 5º premio en la Sección 1ªB.

«Muy fuerte»

Sirwani confirmaba que él y varios miembros de la asociación, que representa a 50 familias hindúes, acudieron la noche del pasado domingo a la calle para comprobar si era cierto lo que les habían dicho sobre que «en una falla iban a quemar a Ganesha». «Nos pareció muy fuerte. Han utilizado a nuestros dioses para hacer la crítica de las fallas y van a quemarlo. No me imagino qué pasaría si pretendieran hacer lo mismo con un dios musulmán. Es muy fuerte», insistía.

Sin embargo, Sirwani aseguraba que no pretenden hacer nada para impedir que la falla sea pasto de las llamas. «Nosotros profesamos la no violencia, el camino de la paz, y no vamos a ir a manifestarnos ni a hacer nada contra la falla. Sólo podemos pedir que no la quemen, nada más», indicaba.

La réplica de Lamelas también apelaba a la tradición, pero a la fallera. «Nosotros no tenemos a ningún dios hindú en la falla, lo que tenemos es un ninot», declaraba. «La falla de este año es de temática India y tiene a muchos personajes de esa cultura, pero es una falla más que no pretende atacar a ninguna cultura», añadía.

Los falleros presentes en el lugar opinaban en la línea del presidente. Todos consideraban que este roce de culturas ha de solventarse a favor de las fallas. «No hay derecho a que nadie de fuera nos diga qué tenemos que hacer con nuestra fiesta. Esto es una falla y va a quemarse diga lo que diga quien sea», espetaba un vecino. Más tranquila, una vecina de la zona trataba de entender a los hindúes. «Comprendo que estén molestos porque a mí no me haría ninguna gracia saber que van a quemar a la Virgen. Pero también es cierto que si fueran a hacerlo en la India ni me atrevería a decirles nada», opinaba.

Todos los detalles

Singh, otro ciudadano indio residente en Valencia, se quejaba de que el artista fallero había recogido «todos los detalles de Ganesha». «Ha reproducido hasta la pintura de la frente, los brazos, todo. No hay duda de que se trata de nuestro Dios, y eso no se puede quemar», denunciaba mientras señalaba el ninot.

El colectivo, aunque no con el mismo énfasis, también se quejó de otros dos ninots de la falla. Se trata de la recreación del activista Mahatma Gandhi y de la diosa Natraj. «La verdad es que tampoco nos parece bien que se queme a Gandhi y a la diosa Natraj, nosotros nunca lo haríamos. Pero no es el mismo caso que Ganesha. Se trata de un dios muy importante para nosotros, está mal», añadía Nanik, otro hindú.

(vía lasprovincias.es)

No hay comentarios: