lunes, 29 de abril de 2013

La música es mi religión, asegura el Dr. House

Agencia Reforma / Provincia

Hugh Laurie admite que no le gustaría incursionar en otro género musical que no sea el blues. | Foto: Agencia Reforma

Los Ángeles, EU.- Cuando Hugh Laurie habla de música, lo hace como si se refiriera a un ser divino, a una creación que da paz a los seres humanos.

Viniendo de alguien que se considera ateo (aunque fue educado como presbiteriano), sorprende la devoción que profesa hacia los sonidos.

“Si tuviera que reivindicar una religión, la que fuera, ésa sería la música… es mi religión”, señala la estrella de la serie Dr. House.

“La música tiene un poder espiritual muy fuerte para comunicar, transformar y consolar a las personas cuando sienten dolor. También las hace reír, les da baile, movimiento, romance y hasta puede ser terapéutica. Lo tiene todo”, agrega el artista, quien está por lanzar Didn’t It Rain, su segundo disco.

Laurie da sorbos a su té vespertino, costumbre que delata su origen británico, y recuerda la primera vez que sintió el llamado de una nota musical.

“No estoy muy seguro de qué canción era, pero estaba en el coche y un tema salió en la radio. Creo que era Willie Dixon (considerado uno de los padres del blues), aunque podría equivocarme. Lo que sí recuerdo fue el efecto que tuvo en mí cuando tenía 10 años: fue como un shock eléctrico”.

“El blues es mi primer amor, es la música que adoro y es la música que escucho todo el tiempo. Creo que todo lo bello de la vida está en esa música: amor, miedo, sexo, alegría, dolor… todo está ahí”, puntualiza.

Y aunque ama la música, la actuación se “interpuso” en su camino.

Fue gracias al doctor Gregory House, un personaje amado por millones de televidentes en todo el mundo, que Laurie finalmente pudo atender su verdadera vocación.

“Estoy consciente de que Dr. House me dio esta maravillosa oportunidad de hacer música, y en cuanto vi que la podía tomar, no lo dudé ni un segundo. Soy muy afortunado de que, gracias a la serie, haya podido cumplir esta meta en mi vida”, reconoce el intérprete, de 53 años.

Didn’t It Rain, un homenaje musical a Nueva Orleans, saldrá a la venta en México el 7 de mayo.

(vía provincia.com.mx)


No hay comentarios: