domingo, 22 de septiembre de 2013

Justicia argentina ordena detener al cura Grassi

Grassi

Condenado a 15 años de cárcel por pederasta. Fue sentenciado en 2009 por 2 de los 17 cargos en su contra.
     
La Justicia argentina ordenó hoy la detención del sacerdote Julio César Grassi, quien dirigía un centro benéfico para niños, por abuso sexual agravado y corrupción de menores, después de que el Supremo de la provincia de Buenos Aires hiciera firme la condena de 15 años que recaía sobre el clérigo.

Grassi fue sentenciado en 2009 por 2 de los 17 cargos en su contra, pero se le permitió permanecer en libertad con ciertas restricciones, entre ellas, no ingresar a su fundación, no permanecer a solas con niños ni referirse a los menores que lo habían denunciado.

La Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires dispuso hoy detener al sacerdote "al no cumplir los términos de la libertad provisional otorgada como alternativa al asistir a un programa televisivo, y referirse abiertamente a los denunciantes de la causa por la que resultó condenado", informaron fuentes judiciales.

El fallo también destaca que todo esto "revela la necesidad de revocar el beneficio del que venía gozando y ordenar su detención".
A esto se suma la decisión, el pasado miércoles, de la Suprema Corte bonaerense de ratificar la condena a 15 años de prisión de Grassi por abuso sexual agravado y corrupción de un menor que asistía a la Fundación Felices los Niños, el centro benéfico que el religioso dirigía.

El abogado Juan Pablo Gallego, representante de querellantes en la causa por abuso sexual contra el sacerdote calificó a Grassi, en declaraciones a los medios, como "una persona peligrosísima, un delincuente sexual que ha abusado de adolescentes que estaban bajo su custodia".

La investigación que involucró a Grassi comenzó en 2002, cuando el programa Telenoche investiga, de Canal 13, difundió un informe con denuncias contra el religioso por supuesto abuso deshonesto de menores a los que debía proteger, mientras ocupaba el cargo de director de la Fundación Felices los Niños.

El año pasado, uno de los abogados de la causa denunció que el sacerdote había violado el requisito de no nombrar a los menores que lo habían denunciado, cuando trató de "mentiroso" al joven cuyos dichos terminaron condenándolo, en un programa de televisión.

(vía RD/Agencias)

No hay comentarios: