martes, 29 de octubre de 2013

El comité encargado de enmendar la Constitución afirma que el nuevo texto garantizará la libertad de culto

El comité egipcio encargado de enmendar la Constitución aprobada en 2012, suspendida tras el golpe de Estado que derrocó al expresidente Mohamed Mursi el 3 de julio, ha votado a favor de revisar el artículo que garantiza la libertad de culto para ampliarlo y englobar a las religiones no abrahámicas, que en el actual texto no están contempladas.

El comité egipcio encargado de enmendar la Constitución aprobada en 2012, suspendida tras el golpe de Estado que derrocó al expresidente Mohamed Mursi el 3 de julio, ha votado a favor de revisar el artículo que garantiza la libertad de culto para ampliarlo y englobar a las religiones no abrahámicas, que en el actual texto no están contempladas.El artículo actual (47) es el siguiente: "La libertad de creencia está garantizada. El Estado garantiza la libertad de práctica religiosa y facilita la construcción de lugares de culto para las tradiciones abrahámicas, tal y como establece la ley".

El portavoz del comité, Mohamed Salmawi, ha indicado que el organismo quiere modificarlo a la siguiente forma: "El Estado garantiza la absoluta libertad de práctica religiosa", según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.


Asimismo, ha afirmado que se podrían hacer cambios para clarificar que "la libertad de práctica religiosa está garantizada en forma absoluta, incluso para los que no siguen las tres religiosa abrahámicas, y el Estado facilitará la construcción de lugares de culto para todos ellos".


En este sentido, ha manifestado que la mayoría de los integrantes del comité han argumentado que el Islam garantiza la total libertad para todas las religiones, por lo que han considerado que la nueva Constitución debe dar a todos los ciudadanos la absoluta libertad en este sentido.


La actual Constitución fue aprobada en 2012 por referéndum tras ser redactada por un comité dominado por la organización islamistaHermanos Musulmanes, que se hizo con la victoria en las primeras elecciones democráticas celebradas en el país tras la caída de Hosni Mubarak.


La oposición ha criticado el texto al considerar que supone una islamización de la sociedad y que fue aprobado sin consenso por parte de Hermanos Musulmanes aprovechando su control de las autoridades tras los comicios.


(vía noticias.lainformacion.com)

No hay comentarios: