lunes, 18 de noviembre de 2013

Un obispo pagó la fianza de un cura acusado de pedófilo


Tras la liberación del sacerdote procesado, el joven que denunció haber sufrido el abuso sexual le envió una carta al Papa Francisco en la que afirmó: “En Corrientes cuidan a los pedófilos”.
Monseñor faifer. El obispo de Goya ayudó al padre Domingo Pacheco.
       
El obispo de la ciudad correntina de Goya, Ricardo Faifer, confirmó ayer que pagó una fianza de 50 mil pesos para que la Justicia de Corrientes otorgue la libertad a un sacerdote acusado de abusar sexualmente un chico, reabriendo la polémica por la participación de curas en casos de pedofilia.
 
Tras la liberación del sacerdote procesado, el joven que denunció haber sufrido el abuso sexual le envió una carta al Papa Francisco en la que afirmó: “En Corrientes cuidan a los pedófilos”.
 
Domingo Pacheco, un sacerdote de 45 años de edad, estaba preso desde 2011, pero el viernes pasado quedó en libertad bajo caución, a la espera del juicio oral y público que comenzará el 9 de diciembre en el Tribunal Oral en lo Penal provincial de Goya.
 
Pacheco oficiaba misas en la capilla San Antonio de esa ciudad correntina, donde en 2011 el joven Osvaldo Ramírez lo denunció de abusarlo hace ocho años, cuando él era menor de edad.
 
Faifer precisó que el Obispado de Goya tomó la decisión de pagar la caución de 50 mil pesos que pidió la Justicia con el título de propiedad de una camioneta, para que el cura acusado espere en libertad el comienzo del juicio oral.
 
"El obispado procedió a garantizar la caución con el título de una camioneta para que el Tribunal Oral deje en libertad al sacerdote Domingo Jesús Pacheco, acusado de abuso sexual", dijo Faifer.
 
“Lo hice en ayuda a un hermano porque me preguntaron si era posible pagar una caución y pusimos el título de propiedad de una camioneta, ya que el obispado no tiene esa suma de dinero. Con eso alcanzó sin necesidad de hacer ningún depósito”, explicó.
 
El obispo de Goya defendió su decisión: “Me llevó a ayudarlo el hecho de que pueda esperar con serenidad estos días y se prepare para el juicio, no significa prejuzgar, al no existir sentencia se predispone de otra manera”.
 
Por su parte, el denunciante repudió la liberación del cura imputado y cuestionó fuertemente a la Iglesia. Según el diario El Litoral, Ramírez, quien ya es mayor de edad, escribió una carta que fue enviada por correo electrónico al Vaticano: “El Papa Francisco echó a pedófilos de la Iglesia y acá, en Corrientes, los cuidan”. “Nunca tuve acompañamiento del Obispado de Goya, estoy disconforme con esa decisión de que liberen al cura Pacheco porque no sé lo que puede llegar a hacerme a mí o a mi familia”, afirma la misiva. “Es una persona que padece una psicopatía de personalidad perversa, es peligroso para cualquiera”, agregó el joven. El abogado penalista y defensor de los derechos humanos, Diego Vigay, opinó: “Desde el punto de vista procesal es una garantía del detenido esperar el juicio en libertad, pero puede existir un claro riesgo de obstruir la investigación, por ejemplo, por la intimidación que pueden sufrir los testigos”.
 

No hay comentarios: