martes, 24 de diciembre de 2013

El Gobierno suprime el supuesto de malformación del feto en la nueva ley del Aborto

Grupos feministas convocan manifestaciones en todas las capitales de provincia esta tarde



Desde luego no nos van a llevar al tiempo de las cavernas con un derechos y libertados que solo competen a la mujer.
Description: Protestas de grupos católicos contra el aborto/> Protestas de grupos católicos contra el abortoLa Iglesia boliviana, contra el aborto  
El Consejo de Ministros ha aprobado la reforma de la ley del aborto, que regresa a la ley de supuestos de 1985, pero endureciéndola todavía más. El Gobierno elimina uno de los tres supuestos, el de malformaciones, y mantiene los otros dos casos para el aborto: el embarazo en caso de violación (con previa denuncia durante las 12 primeras semanas de gestación) y si la salud psíquica o física de la embarazada corre peligro.

Alberto Ruiz-Gallardon ha asegurado que la Ley Orgánica de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la Embarazada "mantiene el equilibrio entre los derechos del nasciturus y los de la mujer" y resuelve las "inquietudes" que tiene la sociedad y los profesionales sanitarios.

Además, el ministro de Justicia ha asegurado que se mantienen los requisitos generales de los lugares y condiciones donde se deben realizar estas operaciones y ha introducido novedades en los requisitos cuando el aborto sea necesario. Las mujeres deberán presentar dos informes de sendos médicos distintos al que vaya a hacer el aborto y que trabajen en centros diferentes que justifiquen la interrupción del embarazo. Por otra parte, se elimina uno de los puntos más polémicos de la anterior norma del Gobierno socialista: que los menores de 16 años pudieran abortar con la presencia de un progenitor o un tutor. El Ejecutivo popular elimina este supuesto y determina que los padres o tutores deberán dar su consentimiento.


Sobre este polémico tema se ha pronunciado hoy el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Bruselas ha dicho que la reforma que ha aprobado hoy el Ejecutivo va en la línea de la que hubo en España durante veinte años y que fue aprobada por los gobiernos de Felipe González. Rajoy ha recordado que la modificación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo estaba prevista en el programa electoral del Partido Popular y ha insistido en que los términos de la reforma van en la línea de la ley del aborto de los gobiernos socialistas de González.

El nuevo texto elimina la actual normativa de aborto libre en las primeras 14 semanas que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en marzo de 2010. Ponía punto y final a la normativa de supuestos que estaba vigente desde 1985: grave peligro para la salud física o psíquica de la embarazada, violación y malformaciones del feto.

El ministro de Justicia se ha mostrado favorable a volver a la anterior situación porque es, a su juicio, es la que más apoyos cosecha.También se prevé que el Ejecutivo suba la edad mínima para abortar a los 18 años. Ahora, se puede hacer con 16 años si uno de los dos padres o tutores están informados. Este fue uno de los puntos más polémicos de la anterior norma impulsada entonces por Bibiana Aído, entonces ministra de Igualdad, ya que el PSOE quería que se equiparara la edad para poder abortar a la de cualquier operación quirúrgica. Al final, tuvo que aceptar estos condicionantes.

Otra de las novedades, que el ministro de Justicia ha reiterado de forma machacona durante los últimos meses es la despenalización absoluta de la interrupción del embarazado. Las leyes de 1980 penaban con cárcel estas prácticas fuera de los supuestos amparados en la normativa. En 2010, el aborto salió del Código Penal, pero se mantuvieron las sanciones para las infractoras. El ministro ha asegurado que «no se establecerá ningún reproche penal» porque las mujeres no son culpables sino «víctimas».
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha adelantado hoy que su partido apelará a la "conciencia y sensibilidad" de las 76 diputadas del PP y pedirá a este partido libertad de voto para ellas con el objetivo de que no salga adelante la reforma de la Ley del Aborto.

Valenciano ha hecho estas declaraciones tras una reunión de urgencia con miembros de la dirección del partido ante la aprobación del anteproyecto de la reforma de la Ley del Aborto por el Consejo de Ministros, y ha señalado que, además de movilizaciones y otras medidas para impedir su aprobación, solicitarán el voto secreto en el Congreso.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, achacó hoy la reforma de la Ley del Aborto impulsada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a los "intereses electorales" del PP.
En una entrevista en Cuatro, Rubalcaba se mostró convencido de que hay un sector de partido de Mariano Rajoy que está pidiendo al Gobierno "un movimiento más a la derecha", que bien puede estar encarnado en la reforma del aborto.
El líder socialista aventuró que la reforma supone un recorte de derechos y, "lo que es peor, hay 100.000 personas que abortan cada año, y la preguntar ahora es ¿qué va a pasar con ellas?".

A su juicio, lo que ocurrirá es que aquellas mujeres que se lo puedan pagar saldrán a otros países a abortar y "quien no pueda se vaya a los vericuetos administrativos a los que tenían que recurrir las mujeres hace 35 años".
IU, por su parte, anunció que "va a dar la batalla" frente a una reforma de la ley del aborto del Gobierno de España, que es una "involución" y supone volver "al tiempo de las cavernas".

"Desde luego no nos van a llevar al tiempo de las cavernas con un derechos y libertados que solo competen a la mujer", ha advertido en Torrelavega el coordinador general de IU, Cayo Lara, quien ha censurado que se inicie este reforma cuando, a su juicio, la interrupción voluntaria del embarazo en los términos que prevé la actual legislación está "asumida" por la sociedad "con normalidad".
Según Cayo Lara, frente a la actual legislación se erige una reforma del aborto que el PP pretende llevar a cabo "presionado" por los "sectores más conservadores" y "retrógrados" de la sociedad y por la jerarquía religiosa "más dura" y que legisla "contra" el derecho de las mujeres a decidir "sobre su cuerpo" y "su vida".

"A ver si va a resultar que el Partido Popular lo único que va a cumplir del programa que tiene es el tema del aborto cuando no está cumpliendo ninguno de los compromisos y promesas que hizo con los ciudadanos en la propia campaña electoral y después", ha aseverado Lara.
La Federación Estatal de Asociaciones Feministas ha convocado para este viernes movilizaciones en la práctica totalidad de capitales de provincia y localidades importantes de España, para protestar contra el anteproyecto de reforma de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que hoy se aprueba en Consejo de Ministros.

El acto principal tendrá lugar a las 19.00 horas en Madrid frente al Ministerio de Justicia, aunque desde el mediodía algunas activistas protestan ya frente a la Moncloa.
Además de la federación estatal, otras asociaciones y plataformas han convocado concentraciones. En general, la mayoría tendrán lugar frente a las delegaciones del Gobierno, aunque también se celebrarán en plazas públicas y frente a las sedes del PP.

Los integrantes de la plataforma Derecho a Vivir y Hazteoir.org se han concentrado a las puertas de la Moncloa, donde este viernes se ha aprobado el anteproyecto de la nueva ley del aborto, para aplaudir que se "despenalice" a la mujer y no a quienes "se enriquecen y viven del negocio del aborto".
Una veintena de miembros de estas organizaciones han portado la pancarta "Por el aborto cero, seguimos adelante", han proclamado "vida sí, aborto no" y han cantado "¡Que viva la vida!" con la melodía de "¡Que viva España!" de Manolo Escobar.

El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, se ha felicitado, en declaraciones a los periodistas, de que la nueva ley no establezca ningún reproche penal a la mujer que aborta porque ésta "siempre es la víctima y "nunca será culpable" en esta cuestión.
La ley de 1985 penalizaba con cárcel a las mujeres que interrumpían su embarazo y la actual, que ahora se modifica, contempla la pena de multa, mientras que la reforma del Gobierno no establecerá ninguna sanción.

Arsuaga ha señalado que la nueva legislación sí sancionará a aquellos profesionales que hacen del aborto "un negocio enriquecedor", interrumpiendo el embarazo de mujeres que no se sujeten a los supuestos despenalizados.
"Es insuficiente"
La portavoz de la plataforma Derecho a Vivir, Gádor Joya, ha esgrimido que el anteproyecto del Ejecutivo del PP "no es el fin del aborto pero es un paso muy importante hacia conseguir ese objetivo", si bien lo consideran "insuficiente" porque persiguen el "aborto cero".

"Deseamos que este Gobierno se tome en serio acabar por fin con el aborto en España y que lo que anuncie hoy el señor Gallardón no se quede en un mero maquillaje de esta ley actual que se está cobrando miles de vidas humanas", ha aseverado.
Joya ha expresado su confianza en que el Gobierno "se tome en serio proteger la vida del ser humano" y ha pedido además que se plantee una "ley de ayuda a la maternidad".

En cuanto a la posibilidad de que se prohíba abortar en caso de malformaciones del feto, ha solicitado al Ejecutivo que no se discrimine entre personas normales o "enfermos de primera y de segunda".
"Nos parece un retroceso que se permita discriminar a un ser humano solo por el hecho de estar enfermo, no hay que ejercer la discriminación prenatal sobre el enfermo y el discapacitado ni distinguir entre cuáles se merecen vivir y cuáles no", ha explicado.

Todos los asistentes, vestidos con camisetas rojas, agitaban banderitas con el logo de Derecho a Vivir, un corazón sonriente sobre fondo púrpura.
 

No hay comentarios: