martes, 10 de diciembre de 2013

Un clérigo radical saudí critica la "exagerada alabanza" al "infiel" Mandela

El clérigo saudí Abdel Rahman al Barrak dijo que "el hombre murió infiel, y se dijo que era un ateo, por lo que no hay nada que alabar en él, excepto su resistencia al racismo en su país y su paciencia ante lo que sufrió".

Mandela, la última gran figura del siglo XX

(EFE) El influyente clérigo radical saudí Abdel Rahman al Barrak criticó hoy la "exagerada alabanza y glorificación mediática del infiel" líder sudafricano Nelson Mandela, fallecido el pasado jueves a los 95 años de edad.
En un comunicado difundido en su página web, Al Barrak dijo que "el hombre murió infiel, y se dijo que era un ateo, por lo que no hay nada que alabar en él, excepto su resistencia al racismo en su país y su paciencia ante lo que sufrió".

El jeque agregó que la religión "no prohíbe destacar las buenas obras del infiel, lo cual es justo", pero que eso "no justifica la veneración y la alabanza, sin tener en cuenta el peor de los pecados, que es no creer (en Dios)".

Al Barrak consideró que se ha hecho caso omiso a las "malas obras" de Mandela en la política de su país, y, en ese sentido, indicó que el difunto presidente "propagó en el país el adulterio, el libertinaje y el consumo de alcohol".
"El elogio a su persona se debe al aprecio que Estados Unidos y laONU tienen por él. Si hubiera sido un musulmán, no habría ganado esta veneración", dijo.

Por último, pidió a los musulmanes que no supliquen la misericordia de Dios para con el líder sudafricano.

La critica del clérigo contradice lo expresado hasta ahora por los medios de comunicación saudíes, que han publicado artículos en homenaje a Mandela y a su lucha contra el "apartheid".

Al Barrak, uno de los principales clérigos saudíes, ha cobrado fama por sus polémicas fetuas (dictámenes religiosos), en especial, por una que declaró "impío" a quien permita que hombres y mujeres compartan un mismo lugar.

Mandela, que pasó 27 años en la cárcel por su oposición al régimen de segregación racial impuesto por la minoría blanca de Sudáfrica, murió el pasado jueves en su casa de Johannesburgo a los 95 años de edad.

Un total de 53 jefes de Estado o de Gobierno han confirmado, de momento, su asistencia a los funerales de Estado de Mandela.

(vía noticias.lainformacion.com)

No hay comentarios: