jueves, 8 de mayo de 2014

Los obispos de Tierra Santa advierten de la "escalada de violencia" religiosa a dos semanas de la visita del Papa

Grupos radicales israelíes amenazan de muerte a árabes y cristianos en Jerusalén

"Estamos preocupados por la falta de seguridad y la ausencia de reactividad en la escena política"

    Los jefes de todas las iglesias en Tierra Santa se preparan para una serie de acciones cuyo objetivo es recordarle a las autoridades y encargados que asuman sus responsabilidades

Procesión en Tierra Santa

Los obispos católicos de Tierra Santa pidieron, el miércoles, a las autoridades israelíes que actúen tras un nuevo acto de vandalismo atribuido a judíos extremistas contra un edificio del Vaticano en Jerusalén Este, a menos de tres semanas de la visita del papa.

El ministro de Seguridad interior israelí, Yitzhak Aharonovitch, por su parte, señaló que su gobierno "tiene la intención de recurrir a la detención administrativa" de las personas que cometan este tipo de ataques.
1
Según el patriarca latino (católico romano) de Jerusalén, la inscripción en hebreo "Muerte a los árabes, cristianos y a todos aquéllos que odian a Israel" fue escrita ante la oficina de la Asamblea de obispos de Nuestra Señora de Jerusalén. Sobre la frase había una estrella de David (símbolo hebreo).

"El Centro Nuestra Señora es propiedad de la Santa Sede y esta provocación tiene lugar dos semanas antes de la visita del papa Francisco a Tierra Santa", deplora el patriarcado.

"Los obispos están muy preocupados por la falta de seguridad y la ausencia de reactividad en la escena política, y temen una escalada de violencia", añade la misiva.

"Ante la ausencia o la debilidad en la persecución (de esto actos), los vándalos ahora realizan amenazas personales", denuncia el patriarcado, haciendo a lusión a recientes amenazas de muerte contra el obispo de Nazaret (norte de Israel).

"Los jefes de todas las iglesias en Tierra Santa se preparan para una serie de acciones cuyo objetivo es recordarle a las autoridades y encargados que asuman sus responsabilidades", añade.

Por otra parte, la policía confirmó que el miércoles en el norte de Israel se registraron nuevos incidentes contra musulmanes.

El lunes, la policía israelí arrestó a siete menores judíos acusados de actos de vandalismo racistas en Jerusalén, había señalado a la AFP la portavoz de la policía, Luba Samri.

Los adolescentes, de entre 13 y 15 años, inscribieron grafitis con la frase "El precio a pagar", utilizada por los colonos extremistas y activistas de extrema derecha contra lugares de culto musulmanes y cristianos, y con mensajes en homenaje al rabino Meir Kahane (el jefe del movimiento Kach de inspiración racista antiárabe).

Las fuerzas policiales habían detenido el domingo en la ciudad vieja de Jerusalén a otros tres jóvenes israelíes por haber escupido contra un sacerdote. Los agresores portaban en sus mochilas banderas israelíes con la palabra "Nekama" (venganza en hebreo) y "El precio a pagar", añadió la portavoz.

(via periodistadigital.com)

No hay comentarios: