viernes, 9 de mayo de 2014

Scarano, acusado por irregularidades en el IOR, declara ante la Adminstración de Patrimonio del Vaticano

Scarano, acusado por irregularidades en el IOR, declara ante los magistrados del caso
Nuncio Scarano, sacerdote arrestado por la policía de finanzas italianas por fraude y corrupción en una investigación sobre supuestas irregularidades en la gestión del Instituto para las Obras de Religión (IOR), ha declarado ante los magistrados que instruyen el caso.

En su declaración, Scarano ha asegurado que APSA, "no es una banca, pero funciona como un Instituto de Crédito". "Tiene cuentas corrientes de personas y distribuye además de ocuparse de la administración de los beneficios derivados del patrimonio de la Santa Sede", ha señalado, según informa 'Il Corriere dil Mezzogiorno'.

Asimismo, Scarano ha explicado que el APSA (Administración del Patrimonio de la Santa Sede) contaba con cuentas corrientes en importantes bancas, pero a nombre de grandes Institutos financieros internacionales.

La investigación en curso tiene dos ramificaciones relacionadas con el prelado italiano. La primera, por la que fue arrestado en junio de 2013, tiene que ver con el intento fallido de introducir en Italia desde Suiza 20 millones de euros de propiedad de un grupo de amigos. La segunda parte de la investigación se relaciona con la hipótesis de lavado de dinero a través de falsas donaciones.

El Papa exigió el pasado 2 de mayo a los miembros del Consejo de Economía del Vaticano que administraran "con transparencia y atención para los pobres y más necesitados". Francisco señaló la "responsabilidad que ha de tener la Iglesia de proteger y gestionar cuidadosamente sus propios bienes, a la luz de su misión de evangelización, con la atención especial a los más necesitados".

Con ocasión de la primera reunión de este Consejo, Francisco puso de manifiesto "el deseo de poner en marcha la necesaria reforma de la Curia romana para servir mejor a la Iglesia y la misión de Pedro" y dijo que "es un reto importante que requiere lealtad y prudencia". Asimismo, admitió que se trata de una reforma que requiere "una nueva mentalidad y más colaboración" y ha precisó que el camino "no será fácil y necesita coraje y determinación". Por eso llamó a tener "una nueva mentalidad de servicio evangélico" en las diversas administraciones de la Santa Sede.

(Vía teinteresa.es)

No hay comentarios: