domingo, 31 de agosto de 2014

La madre del Padre Toño confía en su pronta libertad

María Carmen López, la madre del Padre Toño


María Carmen asegura que su hijo cura detenido en el Salvador es "una persona íntegra"

 Hoy se han vuelto a concentrar cerca de doscientos vecinos del municipio para exigir la libertad del sacerdote
Toño/>

Toño

  • Concentración en Daimiel por el Padre Toño
  • Toño
  • El Padre Toño, pasionista
  • El padre Toño
  • Concentración en Daimiel por el Padre Toño
  • Toño
  • El Padre Toño, pasionista
  • El padre Toño
  • Concentración en Daimiel por el Padre Toño
  • Toño
  • El Padre Toño, pasionista
  • El padre Toño
María Carmen López, la madre del sacerdote de Daimiel (Ciudad Real) Antonio Rodríguez, que permanece detenido ya hace 33 días en El Salvador por supuestamente colaborar con las pandillas de ese país, ha asegurado hoy a Efe que confía en la pronta liberación de su hijo.
La madre del sacerdote, conocido como Padre Toño, ha explicado, momentos antes de participar en la concentración que hoy ha tenido lugar en su pueblo natal para exigir su liberación, que la familia desconoce si, como se han publicado en algunos medios, su hijo ha reconocido ante el fiscal haber cometido alguno de los delitos de los que se le acusa.
Ningún miembro de la familia, ha dicho María Carmen López, "hemos podido hablar aún con él, ni incluso con sus abogados en las últimas horas, por lo que todo lo que sabemos es por los medios de comunicación".
Y ha agregado que sí han podido hablar con algunos compañeros suyos sacerdotes, que les han dicho que podría haberse alcanzado algún tipo de acuerdo para que Antonio quede en libertad.
"No sabemos si será así o no, o si esa confesión se ha producido bajo presión", ha dicho la madre del padre Toño, que ha agregado, visiblemente emocionada: "lo que tenemos claro es que lo que queremos es que nuestro hijo esté cuanto antes libre".
Carmen ha recordado que todo este tiempo que ha pasado desde que su hijo está detenido está siendo muy duro para la familia, como "lo tiene que estar siendo para él, que es una persona íntegra, sensata y que estamos convencidos que no ha cometido ningún delito", ha aseverado.
En Daimiel, hoy se han vuelto a concentrar cerca de doscientos vecinos del municipio para exigir la libertad del sacerdote y que pueda abandonar ya la División Central de Investigaciones (DCI) de San Salvador, donde permanece retenido.
Según reconocía ayer el fiscal general de El Salvador, Luis Martínez, el sacerdote daimieleño habría confesado su apoyo a pandillas salvadoreñas y acordado colaborar con la justicia para facilitar su excarcelación.
Un acuerdo que no era reconocido por uno de sus abogados, Nelson Flores, que aseguró a Efe que no haría comentarios para no prestarse a lo que llamó "juego del fiscal", si bien otra de sus abogadas, Berta de León, en declaraciones a otros medios de comunicación, aseguró que el acuerdo quedaría "fijo" próximamente.
La Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador acusa al religioso de los presuntos delitos de asociaciones ilícitas, tráfico de influencias e introducción de objetos ilícitos en centros penitenciarios, supuestamente para favorecer a pandilleros. 
(vía RD/Agencias)

No hay comentarios: