domingo, 24 de agosto de 2014

Restauradores Descubren Algo Extraño En Estatua De Jesucristo De 300 Años

Estatuas religiosas, todos hemos visto una alguna vez, y especialmente las que tienen siglos de antigüedad, suelen estar rodeados de algunos secretos y leyendas que van creciendo tras el paso de los años.

La estatua del "Señor de la Paciencia", que se encuentra en la Iglesia de San Bartolo Cuautlapan, México.  

La estatua del siglo 18 cuenta con más de un metro de altura y ha sido objeto recientemente de un proceso de restauración llevado por diversos expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. Lo que encontraron en esta réplica de Jesucristo es tan inesperado como impactante. El secreto de esta extraña escultura de Jesús es que se ha puesto los dientes humanos reales en la boca! Vea una imagen de la radiografía realizada en el trabajo:



Nadie sabe quién puso los dientes en la boca de la estatua (no hay registros históricos que mencionan este hecho), pero es muy probable que fueran algún tipo de donación de algunos fieles. Es relativamente común que los feligreses donen ropa, cabello o pelucas para ser colocados en las esculturas religiosas, sobre todo en México.

La estatua del "Señor de la Paciencia" debe haber pasado por algo similar: algunos fieles han donado sus dientes como un último esfuerzo para acercarse a Dios - al menos esa es una de las hipótesis. Lo curioso es que los dientes pueden ser vistos por todos los que se acercan al "Señor de la Paciencia", ya que la boca de la estatua está ligeramente abierta.

Esto no parece ser el único secreto del "Señor de la Paciencia", ya que la estatua residen cientos de años de forma permanente en la Iglesia de San Bartolo Cuautlapan y siempre se viste, excepto cuando es retirado del lugar para ser llevado por las calles de ciudad en los días festivos de los santos. A continuación se muestra un video (en español) con el comentario Fanny Unikel, restauradora responsable del extraño descubrimiento:

No hay comentarios: