jueves, 21 de agosto de 2014

Sacerdote se declara culpable por abuso sexual

El primer sacerdote católico acusado en Puerto Rico por abusar sexualmente de un menor de edad, Israel Berríos Berríos, se declaró culpable esta tarde a nivel federal por transportar a un menor de edad para cometer actos de índole sexual ilícitos.

El comienzo de la selección del jurado en el caso en su contra estaba pautado para esta mañana, previo al juicio en su fondo que iniciaría este lunes.

Las personas citadas para el jurado llegaron al Tribunal Federal de Hato Rey, pero poco después fueron despachadas porque se informó que las partes estaban tratando de llegar a un acuerdo para que el suspendido sacerdote hiciera alegación de culpabilidad.

El acuerdo contempla que se declararía culpable por uno de los cuatro cargos que pesaban en su contra a cambio de una pena recomendada de entre 10 y 12 años de cárcel. Las guías de sentencia señalaban entre 12 años y medio y 15 años y medio, y de ver el juicio en su fondo y ser encontrado culpable, se exponía a una pena mínima de 10 años hasta cadena perpetua.

A eso del mediodía, en presencia de hermanos y familiares del acusado, la magistrada federal Silvia Carreño Coll le preguntó que cómo se declaraba, y éste contestó: "Culpable, su señoría".

Previamente, el fiscal Marshal D. Morgan -quien estaba con los fiscales Elba Gorbea y Timothy Henwood- detalló que el cargo por el que Berríos Berríos hizo alegación de culpabilidad fue por llevar a un menor de 15 años hasta Miami en julio de 2008, y tomaron el crucero Majesty of the Seas por las Bahamas. Dijo que, de ir a juicio, contaban con prueba testificar y documentos para probar el caso más allá de duda razonable.

Cuando la magistrada le preguntó a Berríos Berríos si eso fue así, éste dijo que sí.

Durante la vista, Carreño Coll orientó al acusado sobre los derechos a los que renunciaba, y para asegurarse que estaba capaz y que entendía los procesos, le preguntó si se sentía bien, y el acusado respondió: "Bien, dentro de las circunstancias". En todo momento se le vio tranquilo, atento a las expresiones de la magistrada a través de intérprete.

Carreño Coll le advirtió que la sentencia que se le imponga a nivel federal podría ser para cumplirse consecutiva o concurrentemente con la pena que, en su día, podría enfrentar a nivel estatal, dado a que el caso por actos lascivos contra la misma víctima está aún pendiente.

La lectura de sentencia será ante el juez federal Jay A. García Gregory, quien pautará el día más adelante.

Según la pesquisa, el padre Israel -como lo conocen sus feligreses- cometió los hechos contra un menor que tenía entre 14 y 15 años entre 2007 y 2008. La presunta víctima tiene 21 años actualmente.

Berríos Berríos, de 59 años, estaba acusado por transportar al entonces menor desde la iglesia en Aibonito hasta su hogar en Naranjito en el vehículo oficial de la parroquia. Además, se le señala por llevar el 21 de julio de 2008 al entonces adolescente de 15 años a Miami, en Florida, donde tomaron el crucero Majesty of the Seas por las Bahamas por cuatro días, quedándose en la misma cabina. Fue por estos últimos hechos que se declaró culpable.

El acusado conoció al joven cuando tenía entre seis y siete años y se convirtió en una supuesta figura paterna para él y hasta su padrino.

(Via endi.com)

No hay comentarios: