sábado, 31 de enero de 2015

Imputan a la profesora de Religión que actuó como "asesora" en los exorcismos de Burgos

El Juzgado de Instrucción 2 de Burgos continúa con la investigación que abrió hace meses por la posible existencia de los «delitos de violencia de género, lesiones y maltrato familiar» contra una joven (por entonces menor de edad) que fue sometida a al menos 13 exorcismosposteriormente reconocidos por la Diócesis de Burgos. Lo cuentan Á.M.-I.E.-A.G.-P.C.P. en Diario de Burgos.

Tras escuchar la declaración de la muchacha, la de sus tíos maternos (acusación popular) y la negativa a declarar de sus padres (imputados en la causa), la jueza ha decretado laimputación y toma de declaración a B.R.M.G., profesora de Religión que, según todas las testificales, incluyendo la de la víctima, ejerció un rol determinante en los hechos denunciados en su condición de ‘consejera' de la familia. Tanto es así, que los tíos de la joven aseguraron a la magistrada que en la familia «no se hacía nada» sin que B.R.M.G. lo ‘bendijera'.

También ha sido citado a declarar elúnico hermano de la joven, en este caso en condición de testigo. Según el relato de los hechos que ella misma ofreció recientemente en sede judicial, así como el que llegó a los oídos de algunos de sus tíos maternos, el chico también habría sido sometido a sesiones de exorcismo en Madrid con carácter previo a los reconocidos oficialmente por el Arzobispado, que tuvieron como escenario el convento de San Joaquín y Santa Ana, en Valladolid.

De lo que sucedió entonces nada ha dicho la Iglesia, a pesar de que de las declaraciones se desprende que pudo existir entonces un contacto físico más propio de un presunto abuso sexual que de un ritual de exorcismo.

B.R.M.G. era conocida en su anterior instituto, tal y como el director del mismo explicó a este periódico, como «un poco ultra». Señaló la misma fuente que en el Arzobispado, que es quien selecciona a este personal para los colegios públicos, «saben desde hace muchísimo tiempo de su manera de dar clase», pero la aludida, preguntada también por DB, se limitó a ponerse de perfil y a descargar su responsabilidad en los exorcismos y los presuntos malos tratos porque «si están los padres, yo qué quiere que le diga». Bien, ahora se lo preguntará una jueza.

Es o ha sido miembro de las Milicias de Santa María, Persona y Familia, Derecho a Vivir, Foro de la Familia y se presenta en diversos actos como «orientadora familiar». Participa de los actos de la Asociación Católica de Propagandistas e interpuso una denuncia ante la Dirección Provincial de Educación cuando una profesora universitaria dio una charla en el instituto en el que trabajaba entonces para prevenir la homofobia. Actualmente da clases en el IES Comuneros de Castilla.

(Via periodistadigital.com)

No hay comentarios: