sábado, 14 de febrero de 2015

Alumno de Bucaramanga solicita que lo eximan de asistir a la clase de religión

Un estudiante de sexto grado del colegio Técnico Superior ‘Dámaso Zapata’, más conocido como ‘Tecnológico’, instauró un Derecho de Petición para que lo eximan de asistir a la clase de religión que le dictan en ese plantel.

En su solicitud legal citó el artículo 23 de la Constitución, que le da esta herramienta para exigirle tanto al Rector del plantel como a la Secretaría de Educación Local que se le respete su posición.

El joven argumentó que en dicha asignatura “solo se ven contenidos católicos” y que a pesar de que él no tiene nada en contra de esa religión, “mi formación espiritual obedece a un credo distinto”.

Citó el artículo 68 de la Constitución, el cual señala que en un colegio oficial, tal y como lo es el Tecnológico, “nadie está obligado a recibir formación religiosa”.

Recordó que pese a que el Gobierno estableció en 2006 la obligación de incluir en el PEI de los establecimientos educativos públicos y privados un programa alternativo para el estudiante que opte por no tomar la educación religiosa ofrecida por los mismos, la realidad es que “muchos colegios en Colombia no ofrecen esta posibilidad, entre ellos el Tecnológico”.

Voz oficial

Carolina Rojas, secretaria de Educación Municipal, dijo que la clase de Religión se imparte teniendo en cuenta el Proyecto Educativo de la Institución, PEI, y que en el caso de ese plantel sí figura tal asignatura.

La funcionaria aclaró que lo que no puede hacer el profesor ni mucho menos la institución, es inculcar determinado credo ni obligar a cumplir con las ceremonias o ritos de determinada religión.

“Por ejemplo, no pueden instar al alumno a realizar una oración específica, ni mucho menos discriminarlo por ser de ‘x’ o ‘y’ filosofía religiosa”, precisó.

“La voluntad de no recibir determinada enseñanza religiosa o moral podrá ser manifestada en el acto de matrícula por el alumno, por los propios padres o los encargados del cuidado del menor”, aseveró.

Se entiende que lo que se busca es permitir elegir a los padres del menor o al mismo estudiante, dentro y fuera del ámbito escolar, la educación religiosa y moral, según sus propias convicciones.

“Todos los planteles oficiales deben ofrecer educación religiosa y moral a los educandos de acuerdo con la enseñanza de la religión a la que pertenecen, sin perjuicio de su derecho de no ser obligados a recibirla, caso en el cual deben ofrecer un programa alternativo, el cual deberá estar previsto en el PEI”.

No obstante, señaló que si lo que se imparte es una clase en donde la religión es vista como parte de la historia o de la cultura, no procede el Derecho de Petición.

“Por ejemplo, en el plantel se pueden presentar todas las religiones, sus historias y representantes”.

Habla el Rector

Nelson Fabián Latorre Botero, rector del Tecnológico, dijo que le sorprendía la decisión del alumno de instaurar un Derecho de Petición por este asunto, “cuando en el colegio siempre estamos atentos a escuchar las inquietudes del alumnado”.

Según él, “dentro de la asignatura en mención, el colegio no está incitando a ningún estudiante a profesar determinada religión”.

No obstante, dijo que respetará su punto de vista y que estará atento a darle el debido trámite a este proceso legal.

(Via vanguardia.com)

No hay comentarios: