sábado, 7 de marzo de 2015

Los obispos actualizan los contenidos de Religión ante las críticas de entidades laicas

BORJA ROBERT |  VALENCIA.

La Conferencia Episcopal ha actualizado el currículum de la asignatura de Religión aprovechando el avance de la Lomce, lo que ha generado polémica ante el rechazo de entidades de carácter laico que llegan a plantear la necesidad de que esta opción se excluya de los centros. El documento, que incluye los contenidos y objetivos que debe alcanzar el alumno para superar la materia, se publicó a finales de febrero.

Desde la Conferencia consideran que «la religiosidad es una dimensión de la persona que no puede ser censurada si se quiere ofrecer una educación integral», de ahí que denuncien la intransigencia de algunos sectores de la sociedad. «No son capaces de reconocer que puede haber otras explicaciones tan legítimas como la suya», aseguró a Efe José Miguel García, coautor del polémico currículo.

«El hecho religioso forma parte de la cultura que rodea nuestras vidas y eliminarlo tendría unas consecuencias nefastas para las próximas generaciones», afirma Enrique Víboras, profesor de Religión Católica y delegado del sindicato Anpe. Esta dimensión, asegura, permea la historia, el arte y la cultura. Y estas últimas no se pueden comprender sin ella, añade.

El contrapunto lo ofrece Juan Antonio Aguilera, de la asociación Europa Laica, una de las que optan por sacar la Religión de las escuelas. «Tanto en este currículo como en el anterior hay conflictos tanto con la racionalidad y la ciencia como con la moral que establecen la Constitución y los Derechos Humanos», argumenta. A su juicio, los contenidos chocan con la historia, con las ciencias naturales e incluso con la física y la química. «Hablan constantemente de la iniciativa creadora de Dios», asegura. «O de su intervención en la historia. Y es más grave aún porque en el currículo general de Primaria no existe ninguna referencia a la evolución».

(Via lasprovincias.es)