sábado, 6 de junio de 2015

Construyen la cruz más grande del mundo en Pakistán

Construida por un empresario que asegura haber tenido un sueño

En una violenta ciudad portuaria de Pakistán donde los atentados milicianos y los tiroteos de pandillas son habituales, se alza una imagen poco frecuente para este país de mayoría musulmana: una cruz cristiana de 42 metros (140 pies).

La cruz, que construye un empresario que dice que la idea le llegó en un sueño, se alza en un lugar donde los cristianos se enfrentan a discriminación. Apenas una pequeña minoría de los 180 millones de paquistaníes son cristianos, que sobreviven en ocupaciones humildes como la recogida de basuras.

Los cristianos han sufrido linchamientos por casos de blasfemia, que a menudo resultan ser falsas acusaciones por disputas personales. Según las duras leyes paquistaníes contra la blasfemia, cualquier persona acusada de insultar al Islam, al profeta Mahoma o a otras figuras religiosas musulmanas puede ser sentenciada a muerte.

Los cristianos también se enfrentan a atentados extremistas. Quince personas murieron el pasado marzo en un ataque suicida talibán ante dos iglesias durante ceremonias religiosas. En 2013, otro ataque similar mató a 80 personas en la iglesia de Todos los Santos de Peshawar.

La persecución ha hecho huir a algunos cristianos, aunque quedan otros como el empresario Parvez Henry Gill. Gill dice que hace dos años soñó que Dios le encargaba hacer algo por su comunidad. "Quiero mostrar al mundo que la comunidad cristiana en Pakistán tiene libertad religiosa", dijo. Algunas personas han criticado la cruz, señaló Gill, pero "yo le dejo eso a Dios", afirmó.

La cruz, que se completaría en los próximos meses, se levanta a la entrada de un cementerio cristiano en el centro de Karachi. El cementerio se abrió en la época de control británico en la zona, tiene casi 200 años y sus administradores cuidarán de la cruz cuando esté construida.

La construcción de la cruz fue una sorpresa para muchos de los que viven alrededor, comentó el vecino Adnan Ali. Pero el obispo Sadiq Danial, de la iglesia de Pakistán, una congregación episcopal, señaló que se había ofrecido a demolerla si se vuelve demasiado divisiva, aunque no cree que ocurra. "Difundimos paz", dijo.

(Via RD/Agencias)