sábado, 18 de julio de 2015

Evo Morales teme por la vida de Bergoglio

El presidente Evo Morales expresó hoy que teme por la vida del Papa Francisco porque considera que el máximo representante de la Iglesia Católica manifestó de manera abierta su posición anticapitalista y antiimperialista.

Morales cree que el Sumo Pontífice está consciente de la posición que asumió frente al capitalismo y por eso pide cada vez a los feligreses orar por su persona.

"Saben hermanas y hermanos, he pensado (por qué) el Papa Francisco al terminar sus misas dice: ‘Oren por mí'. El hermano Papa Francisco es anticapitalista, antiimperialista, tengo mucho miedo que atenten contra su vida y por eso pide ‘oren por mí', yo entendí perfectamente (ese pedido del Papa) y quienes creemos en las oraciones tenemos que asumir una defensa del Papa Francisco que está directamente estrellándose contra el capitalismo", aseveró Morales, en un acto público realizado en Los Yungas de La Paz.

Morales agregó que el Santo Padre merece el respeto y la consideración de todos los bolivianos porque al margen de respaldar la demanda marítima y el proceso de liberación de los pueblos, condena el capitalismo "que tanto daño le hace al mundo".

El Papa Francisco días antes de su visita al país, manifestó en su encíclica la preocupación que siente por el cuidado del medioambiente. Asimismo expresó la misma inquietud en más de un discurso vertido en su visita a Bolivia.

El Santo Padre también hizo referencia a la pobreza y dijo que no se debe excluir a los menos afortunados. También se refirió a la demanda marítima boliviana al mencionar que el diálogo es indispensable.

"Me quedé impresionado por las enormes coincidencias sobre el capitalismo, sobre los derechos de la Madre Tierra, sobre la pobreza", agregó el presidente Morales.

Asimismo, el Mandatario comparó las visitas del Papa Juan Pablo II en 1988 y del Papa Francisco. Sobre el primero sostuvo que vino a Bolivia a consolidar el neoliberalismo porque llegó en la "época de Víctor Paz Estensoro".

"Antes en algunas épocas la Iglesia era cómplice de dominación, de opresión, del sometimiento y ahora el hermano Papa Francisco llega a apoyar este proceso de liberación", apuntó.

Por su parte, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, defendió este martes los dichos del papa Francisco en el marco de su reciente visita a Bolivia, donde abogó por el "diálogo" en torno a la demanda marítima y, ayer, en su retorno a Roma, señaló que la pretensión del país vecino "no es injusta".

"El papa ha dicho claramente que el tema entre Bolivia y Chile está en La Haya y que no hay ninguna mediación mientras esto sea así. El papa es también un líder religioso y llamar al diálogo, a una búsqueda de consenso, llamar al ideal de la construcción de la integración de los países, de la Patria Grande, creo que siempre es una tarea muy noble, muy justa", señaló Ezzati.

"Lo que ha dicho el papa me parece que está muy adecuado y así los han reconocido las autoridades de Chile", agregó el cardenal, quien criticó, de paso, las declaraciones del presidente Evo Morales -que tildó de destempladas- en la medida en que querían poner a Francisco del lado boliviano.

El presidente de la Conferencia Episcopal también enfatizó que buscar el diálogo no es necesariamente buscar un punto medio, e indicó que en dicho proceso hay una verdad histórica, en este caso de Chile, que no se puede obviar.

El prelado habló así en una conferencia de prensa a propósito de la presentación del sacerdote franciscano Jorge Concha Cayuqueo como nuevo obispo auxiliar de Santiago.

Escalona rechazó declaración de Ezzati

El vicepresidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, manifestó su disconformidad con el planteamiento del cardenal Ezzat. "No me gusta la declaración de Ezzati, porque él se está colocando ya en el caso que alguien no esté de acuerdo con la resolución de La Haya, porque él dice que el diálogo será posible solo después de La Haya. Y si La Haya reconoce lo que Chile sostiene, que el tratado ya estableció los límites", dijo el ex parlamentario.

A su turno, el secretario general de RN, Mario Desbordes, manifestó que "ya es un problema que el cardenal tenga que salir a explicar al papa, que tenga que salir a dar explicaciones a nombre del papa, eso demuestra que la frase del papa es desafortunada, por decirlo de alguna manera".

(vía RD/Agencias)