sábado, 26 de noviembre de 2011

Evangélicos piden presencia religiosa en escuelas contra la violencia

La Asamblea Legislativa declaró en 2003 el 23 de noviembre el día nacional de la oración y las iglesias evangélicas pidieron a lo largo de todo el miércoles “orar por el pueblo salvadoreño para que cese la violencia".

por Carmen Rodríguez


La Unidad Evangélica, que agrupa a 14 iglesias de diferentes denominaciones, organizó una jornada de oración para pedir por el cese de la situación de violencia del país.

Los religiosos, aunque consideran al nuevo ministro de Seguridad, David Munguía Payes una persona idónea para el cargo, creen que también se debe permitir que se imparta religión en las escuelas.

Neftalí Alvarenga, pastor evangélico y presidente de la Unidad Evangélica de El Salvador, dijo que el objetivo es pedir por medio de oraciones que la situación de violencia del país cambie.

“El objetivo es orar a Dios, pero también el pueblo debe entrar en un proceso de cambio de actitudes y comportamientos que todos tenemos. En este momento en todo el país el resto de los hermanos está haciendo lo mismo, los que no pudieron reunirse acá lo hacen el lugar en donde viven”, afirmó Alvarenga.

El pastor señala que consideran al nuevo ministro de Seguridad, David Munguía Payes, una persona capaz de colaborar a disminuir los índices delictivos y violentos en la sociedad, pero creen que de la mano al combate al crimen organizado, se deben llevar programas de atención a los niños y jóvenes que están en situaciones de riesgo.

Alvarenga asegura que la agrupación de iglesias está preparando una propuesta para presentarla ante el Gobierno y la Asamblea Legislativa para solicitar que se incluya en las escuelas temáticas de valores, porque consideran importante que se trabaje con los niños en la prevención de violencia.

Los evangélicos pretenden implantar también programas de inserción laboral y social para los jóvenes que fueron parte de las pandillas, tomando como base los pequeños proyectos que tienen en sus comunidades.

“Necesitamos una unidad nacional, el ministro puede traer muy buenas intenciones, pero debe haber unidad, de los partidos, de los tres poderes, enfrentar el problema de seguridad unidos.”, agregó el pastor.

“Hemos venido a pedirle al señor por nuestra seguridad, por nuestras familias, la Biblia dice que cuando dos o tres se ponen de acuerdo el Señor los escucha y ahora habemos muchos reunidos aquí para orarle a Dios y sabemos que él nos va a escuchar.”, dice una feligresa que asistió al evento.

(vía lapagina.com.sv)

No hay comentarios: