jueves, 23 de febrero de 2012

Boko Haram instrumentaliza la religión para fines políticos

La instrumentalización de los sentimientos religiosos se une a otro de los problemas de Nigeria: la corrupción.
El atentado contra un edificio de la ONU en Nigeria en agosto de 2011 fue el primer capítulo del recrudecimiento del terrorismo de matriz islámica en este país. Con las bombas de la Navidad de 2011 contra iglesias comenzaron a atacar también a la población civil.
Los terroristas actúan bajo el nombre de 'Boko Haram', traducido como 'la educación occidental está prohibida'. Un colectivo radical islámico activo desde 2002 que pretende imponer violentamente el Islam.
Eugene Ohu, periodista en Nigeria, afirma que "el jefe de Boko Haram fue arrestado pero en plena salud pero durante la noche se ha muerto. ¿Quién lo ha matado? La gente estaba pensando que la policía de Nigeria ha matado al jefe de Boko Haram. Entonces, desde esto ha surgido otro motivo para sus ataques: venganza".

Divisiones entre los terroristas

Los atentados contrastan con la convivencia pacífica entre cristianos y musulmanes. Los musulmanes, son mayoría al Norte, y los cristianos, en el Sur. La brutalidad de los atentados ha provocado divisiones también entre los terroristas.
"Había un atentado en el estado de Kano que ha matado muchos musulmanes, más de doscientas personas. Y bueno, los musulmanes que están en Boko Haram no les ha gustado que estén matando a nuestra gente. ¿Cuáles son nuestros motivos? Dentro de Boko Haram hay problemas"
Desde 1999, para oponerse al presidente que solía ser cristiano, los líderes regionales amenazaron con no aceptar una legislación que no fuese islámica. Algunos políticos del Norte aprovecharon los argumentos de Boko Haram para agitar a los jóvenes declarando la 'sharía'. En un ambiente de pobreza con escaso nivel educativo, ha sido fácil lanzarse a la lucha.
Esta instrumentalización de los sentimientos religiosos se une a otro de los problemas de Nigeria: la corrupción. De hecho el principal sospechoso de la bomba que mató a más de 40 católicos la pasada Navidad fue detenido pero escapó al día siguiente a plena luz del día.
El periodista Eugene Ohu dice que para entender Nigeria hace falta ver todas las perspectivas: la política, la étnica, la social y la religiosa. Lamenta que en occidente no se han explicado los verdaderos motivos sectarios de Boko Haram y se ha dado una visión superficial del conflicto, reduciéndolo a una “guerra de religiones”.
(vía intereconomia.com)

No hay comentarios: