martes, 3 de abril de 2012

¿La religión decide quién llegará a la Casa Blanca?

FAUSTO MANRIQUE - DIARIO DEL HUILA

Mitt Romney, precandidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos.

Romney es tal vez uno de los apellidos más respetados de los Estados Unidos. Actualmente está de moda debido a que uno de sus portadores es el más probable candidato, por el Partido Republicano, a disputar las elecciones presidenciales del país más poderoso del planeta.

Willard Mitt Romney, nacido el 12 de marzo de 1947, es un empresario norteamericano que saltó a la arena política luego de rescatar, en 2002, las Olimpiadas de Invierno en Utah (EEUU).

Desde 1999 fue nombrado para asumir el liderazgo administrativo del Comité Organizador de los juegos, debido a que hasta esa fecha se encontraba azotado por escándalos de corrupción y una dura crisis económica.

En tres años de gestión logró eliminar el déficit de US $379 millones, organizó 23.000 voluntarios y supervisó una gran movilización de seguridad cuando solo habían pasado algunos meses desde los ataques terroristas de 2001 en el World Trade Center.
Luego de su éxito con las Olimpiadas de Invierno, se anotó otro: fue elegido  Gobernador de Massachusetts. Esa fue la primera experiencia política del actual precandidato republicano.

Tomando como gran experiencia su gestión en el estado de Massachusetts, decidió lanzarse en 2007 a la carrera presidencial dentro del Partido Republicano. Sin embargo, fue derrotado por su copartidario John McCain y éste por Barack Obama, primer afroamericano en llegar a la Casa Blanca.

¿Guerra santa?

Recientemente Mitt Romney ha sido “acusado” de pertenecer a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, como si ser cristiano en los Estados Unidos fuera un pecado.

Prácticamente esa nación se fundó bajo los pilares de la libertad religiosa a tal punto que los protestantes o cristianos son el 58 por ciento de la población, seguidos por el 26% de católicos, 2% de judíos e igual porcentaje de musulmanes, un 2% de otros y los que no profesan, en el 10%.

De hecho, su principal rival, el ultra conservador Rick Santorum, es un católico consumado y el expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich (tercero en la contienda), es un converso católico que anteriormente profesaba la fe Bautista.
Las publicaciones de los medios han revelado que Romney en dos oportunidades fue obispo de la iglesia a la que pertenece y en su juventud partió a una misión religiosa en Francia y España durante algo más de dos años.

En la carrera por la Casa Blanca, los republicanos han desarrollado un calendario electoral que finalizará el 27 de agosto cuando se lleve a cabo la convención nacional del partido en Florida. En ese escenario será escogido el candidato oficial que enfrentará a Barack Obama (Partido Demócrata).

Mitt Romney ha salido victorioso en 21 zonas electorales, entre estados y territorios no incorporados, sumando en la actualidad 541 delegados. Rick Santorum lleva 271 delegados, Newt Gingrich 129 y Ron Paul, 48.

Paradojas religiosas

Pero, las victorias del precandidato 'mormón' (apodo que reciben los miembros de la Iglesia de Jesucristo), tienen un alto contenido histórico que es muy diferente al que vivieron los primeros miembros de su congregación desde 1830, año en que se fundó esa fe religiosa.

Romney ganó el Súper Martes republicano (6 de marzo de 2012) debido a que en un solo día derrotó a sus contendores en las elecciones primarias de los estados de Idaho, Massachussetts, Virginia, Vermont, Wyoming, Alaska y Ohio.

Este último fue, en 1831, el territorio que les dio tranquilidad, por un tiempo, a los primeros miembros de la iglesia a la que pertenece Mitt. La ciudad de Kirtland (Ohio) llegó a ser la sede principal de la denominación religiosa.

De acuerdo con los textos históricos “La mudanza a Ohio fue beneficiosa para la nueva iglesia. Al salir de Nueva York, los santos [miembros de la iglesia] esperaban dejar atrás la persecución religiosa, particularmente en la zona de Colesville; además, había más miembros de la iglesia en Ohio que en cualquier otra parte”.

En ese estado, principalmente en Kirtland y Hiram, se establecieron más de 1.500 integrantes de la congregación y se construyó un templo. Luego, en 1838 los líderes, y después los miembros de la iglesia, tuvieron que huir hacia el norte del estado de Misuri debido a la persecución.

Luego de 174 años, Mitt Romney logró imponerse en Ohio logrando 35 de los 66 delegados que aporta ese estado en las elecciones primarias. Rick Santorum sumó 21 delegados en esa zona, fue segundo.

Primer candidato de la iglesia

En las penúltimas primarias republicanas, realizadas en el estado de Illinois el 20 de marzo pasado, el ganador fue Romney con 43 delegados a favor. Santorum logró solo 10 delegados.

En ese estado, 169 años antes, el fundador de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el profeta José Smith, tomó la decisión de ser candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

Hasta esa fecha habían pasado por la Casa Blanca solo 10 mandatarios: George Washington (1789-1797), John Adams (1797-1801), Thomas Jefferson (1801-1809), James Madison (1809-1817), James Monroe (1817-1825), John Quincy Adams (1825-1829), Andrew Jackson (1829-1837), Martin Van Buren (1837-1841), William H. Harrison (1841) y John E. Tyler (1841-1845).

Las elecciones serían en 1844, pero el asesinato del profeta el 27 de junio de ese año no le permitió participar en la contienda, que ganó el demócrata James Knox Polk con 170 votos frente a Henry Clay, con 105, del Partido Whig.

José Smith fue proclamado el 29 de enero de 1844 como candidato a la presidencia de EEUU. Con la ayuda de miembros de la iglesia escribió un folleto sobre sus ideas en cuanto a los poderes y las normas del gobierno de los Estados Unidos.

Entre sus propuestas de gobierno estaban reducir en dos tercios el Congreso de los Estados Unidos, con un diputado por cada millón de habitantes, así como reducir los sueldos y el poder de sus funcionarios.También buscaba abolir la

esclavitud para 1850, haciendo que el Gobierno Federal “comprara” a los esclavos y los pusiera en libertad; y conceder el perdón a muchos de los presos, establecer sentencias de servicio público por crímenes de menor importancia y convertir las prisiones en “seminarios de enseñanza”.

Las últimas elecciones primarias serán en el estado de Utah (26 de junio) que otorgará 40 delegados al ganador republicano. Allí está ubicada la sede principal de la Iglesia de Jesucristo (que entre sus normas enseña la neutralidad política, como institución religiosa) y la mayoría de habitantes son cristianos de esta religión.

Con toda seguridad, Mitt Romney se llevará los delegados de ese estado y será proclamado, semanas después, como el rival de Barack Obama para las votaciones del 6 de noviembre.

Delegados por candidato        Partido Republicano

Mitt Romney                            541 delegados
Rick Santorum                         271
Newt Gingrich                          129
Ron Paul                                    48
John Huntsman                            2
Rick Perry                                    0
Michele Bachmann                      0

El total de delegados posibles es 2.286 y un candidato debe obtener 1.144 delegados para ganar la nominación presidencial del Partido Republicano.

(vía diariodelhuila.com)

No hay comentarios: