viernes, 4 de mayo de 2012

La ultraderecha alemana y los salafistas se enfrentan por caricaturas Mahoma

El partido islamófobo Pro-NRW, formación minoritaria de la ultraderecha alemana, entró hoy en confrontación con la minoría musulmana salafista tras ser autorizado a exponer caricaturas de Mahoma ante mezquitas.

Un grupo de unos doce radicales salafistas fue interceptado por la policía en la ciudad de Solingen (oeste), cuando pretendían lanzarse con piedras y palos contra el expositor de Pro-NRW instalado en las cercanías de su templo.

La acción del colectivo musulmán se produjo después de que el Tribunal Administrativo de Münster, en el estado de Renania del Norte-Westfalia, autorizase a la formación islamófoba la exhibición de caricaturas de Mahoma en varias ciudades del "Land".

Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado del país, es la zona de actuación del partido Pro-NRW, aparecido hace unos años y contrario a la construcción de mezquitas, por considerarlas anómalas en el panorama social y religioso alemán.

Los activistas de Pro-NRW procedieron hoy, tras la sentencia del tribunal, a colocar expositores con las caricaturas en las inmediaciones de una mezquita de Solingen, conocida como punto de encuentro de los salafistas en la región.

En sus expositores, los utraderechistas presentaron varios dibujos del danés Kurt Westergaard, la publicación de cuyas caricaturas, en 2005 y en un diario de su país, desataron violentos incidentes en todo el mundo islámico.

Las autoridades locales dispusieron un poderoso cordón policial para proteger el expositor ultraderechista, mientras se organizaba por parte del colectivo musulmán una marcha espontánea de protesta.

Finalmente, una docena de salafistas rompieron la protección policial y se lanzaron contra los agentes que protegían el expositor.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a unos 30 salafistas, entre los atacantes y los simpatizantes que les acompañaban.

En otras ciudades cercanas se produjeron altercados de menor envergadura, según fuentes policiales.

Pro-NRW es una formación marginal, con representación en algunos consistorios renanos, que concurre a las elecciones regionales que se celebran el próximo 13 de mayo en ese "Land", gobernado por una coalición entre socialdemócratas y verdes.

El propio Westergaard se distanció del propósito de la formación de exhibir sus caricaturas y recordó que su intención el dibujarlas no fue alimentar la islamofobia sino dar un mensaje por la libertad de expresión.

El tribunal de Münster autorizó la acción de Pro-NRW y desestimó por segunda vez una petición del ministerio de Interior del "Land" para la prohibición de la provocadora exhibición de los dibujos.

Además de la exposición de los conocidos dibujos de Mahoma, Pro-NRW ha convocado un concurso de caricaturas entre sus simpatizantes, pese a las quejas tanto del Gobierno de la canciller Angela Merkel como de las autoridades locales.

Pro-NRW está bajo vigilancia de los servicios secretos de Interior, lo mismo que los salafistas.

Este colectivo, con unos 2.500 miembros del total de 3,5 millones de musulmanes de Alemania, provocó recientemente un gran revuelo, con un reparto masivo de ejemplares del Corán, gratis y en alemán.

La campaña desató la alarma del ámbito político y de los servicios secretos, que atribuyen a la acción un propósito claramente propagandista con fines radicales.

(vía noticias.lainformacion.com)

No hay comentarios: