lunes, 20 de agosto de 2012

La religión católica protagoniza 12 de las 102 estatuas urbanas

El monumento a Juan Pablo II, colocado en la rotonda del tenis en 2010, la más polémica

Algunas de las imágenes se sitúan en espacios propiamente religiosos mientras que otras lo hacen en plazas públicas

Pamplona - De las 102 estatuas o conjuntos escultóricos que se encuentran en la ciudad, doce hacen referencia a símbolos católicos, santos o pontífices.

El contraste entre las más antiguas y las recientes es un buen ejemplo de la evolución del modo de representar de los artistas. Valga como ejemplo la escultura figurativa de San Francisco de Asís, situada en la plaza homónima del Casco Viejo, donde puede distinguirse claramente al santo y al lobo. Años más tarde, en 2006, se colocaba en el parque de Yamaguchi el Monumento a San Francisco Javier, de Faustino Aizkorbe, donde se aprecia una columna en bronce fundido en la que los elementos figurativos prácticamente han desaparecido.

Hay que señalar, en cambio, que la mayoría de estas representaciones no se encuentran en plazas públicas, sino en espacios religiosos, como es el caso de la Cruz de Alfredo Díaz de Cerio, situada en la parroquia Corazón de Jesús o de la, más reciente, el Sagrado Corazón de Jesús, de Rodrigo Espada Belmonte, situada en el recinto del seminario.

Sí ocupan un lugar público, en cambio, las obras levantadas en memoria de los pontífices Pío XII (de José Larrea Echániz y ubicada en Arantzadi ) y de Juan Pablo II, obra del polaco Stanislaw Radawski.

El arzobispado de Pamplona pagó 20.000 euros por esta última y su colocación, en la rotonda de la calle Monjardín junto al club de Tenis en octubre de 2010, estuvo envuelta en la polémica. Mientras UPN y PP apoyaron su colocación, los grupos de la oposición se mostraron contrarios por considerar que este tipo de manifestacinoes religiosas públicas no van en consonancia con un Estado que se declara aconfesional.

(vía noticiasdenavarra.com)

No hay comentarios: