jueves, 6 de septiembre de 2012

Berlín no sanciona circuncisión religiosa en niños bajo estrictas condiciones

Berlín (EFE).- Las circuncisiones en menores por motivos religiosos seguirán sin estar penalizadas en la capital alemana, aunque sujetas a estrictas condiciones, anunció hoy el titular de Justicia de Berlín, el cristianodemócrata Thomas Heilmann.

Las autoridades berlinesas responden así a la controvertida sentencia de finales de junio de la Audiencia Provincial de Colonia, que califica la circuncisión en menores por motivos religiosos de "lesión física ilegal y sancionable".

Según el tribunal, esta práctica vulnera el derecho de autodeterminación del niño, que debe primar sobre la libertad religiosa.

Desde ahora en Berlín los padres o tutores de menores judíos o musulmanes tendrán que confirmar de forma expresa y por escrito que aprueban la intervención.

"Previamente deberán haber sido informados sobre los posibles riesgos para la salud" de dicha intervención, subrayó.

Además, los padres deberán certificar la motivación religiosa y la necesidad de la circuncisión, por ejemplo mediante una confirmación de su comunidad.

Por otra parte, la intervención sólo podrá ser practicada por un especialista y cumpliendo los estándares médicos, aunque no deberá realizarse necesariamente en un hospital.

"Si se cumplen los estándares médicos, la circuncisión se puede practicar también en casa o en la sinagoga", agregó Heilmann, quien indicó que para ello se precisará de una especial esterilización del lugar, garantizar el menor dolor posible y un tratamiento adecuado posterior a la intervención.

Según el responsable de Justicia, "hoy por hoy una intervención así sólo la puede practicar un médico", lo cual excluye a personal sin la formación médica específica.

"No podemos dejar solos a los médicos en este asunto. Si estos criterios se cumplen, la circuncisión no será penalizada. Pero la normativa legal a nivel federal es necesaria", subrayó.

En caso de no cumplirse alguno de los requisitos, será la Justicia quien deberá decidir si se ha incurrido en un delito, precisó.

De esta normativa quedan excluidas las circuncisiones que se practiquen por razones médicas, señaló.

La sentencia de Colonia, dictada en respuesta al caso de un niño musulmán, desató una ola de protestas entre las comunidades judía y musulmana y amplias muestras de solidaridad hacia esas religiones por parte de sectores cristianos, así como del propio Gobierno alemán.

El Parlamento alemán también aprobó en julio, por amplia mayoría, una resolución defendiendo la legitimidad de la circuncisión en menores de edad, como exponente del respeto a la libertad de religión. EFE

(vía diariovasco.com)

No hay comentarios: