domingo, 2 de diciembre de 2012

El lobby laicista consigue que la Generalitat valenciana prohíba la Misa en los colegios públicos

Profesionales por la Ética ha denunciado cómo se está vulnerando los derechos básicos de los ciudadanos valencianos, pisoteando la libertad religiosa.

La secretaria general de Profesionales por la Ética, Teresa García-Noblejas, criticó que la comunidad autónoma de Valencia (España), en manos del gobernante Partido Popular, no permita celebraciones católicas en colegios públicos, y denunció que esto se debe a presiones de grupos laicistas.

Según informaron medios de prensa españoles a mediados de noviembre, los centros educativos públicos de la localidad de Benicarló, en Valencia, se vieron obligados a acatar la prohibición, impuesta por la Generalidad valenciana, de celebrar la tradicional Misa en honor a Santa Catalina.

Este año una inspectora veló porque se cumpla la prohibición, luego que en 2011 el colectivo “Europa Laica” calificó como “ilegales” las celebraciones católicas, y denunció una realizada en el patio de un colegio de educación infantil y primaria, en la localidad española.

En comunicación con ACI Prensa el 28 de noviembre, Teresa García-Noblejas recordó que “el Estado español es, efectivamente, aconfesional, pero no laico”, por lo que “no prohíbe las manifestaciones públicas de la religión”.
“Es más”, indicó García-Noblejas, “la Constitución reconoce el papel de las confesiones religiosas y establece especial consideración hacia la Iglesia Católica, sin la cual, por cierto, no se entiende la historia de España”.

La portavoz de Profesionales por la Ética indicó que “quien prohíbe la celebración de la Misa colegios públicos es el Gobierno valenciano, en manos del PP, presionado por la asociación laicista Europa Laica. E incluso el Gobierno envía una inspectora para ver si se cumple la indicación de no celebrar Misa”.

Es revelador el complejo de algunos gobiernos por satisfacer la demanda de minorías activas radicalizadas”, señaló.

García-Noblejas remarcó que “la dirección del centro escolar y los padres querían celebrar la Misa por ser una tradición arraigada en esa población”.
“Los padres están hartos de la que escuela se utilice para todo (carnaval, halloween, talleres afectivo-sexuales, fiestas de dudoso gusto) excepto para una celebración católica”, dijo.

“¿Es que los católicos no son ciudadanos de pleno derecho? ¿Por qué no se respeta la voluntad de padres y directores? ¿Dónde queda la famosa ‘democracia’ de los centros escolares?”, cuestionó.

(vía religionenlibertad.com)

No hay comentarios: