viernes, 25 de enero de 2013

Italia: Profesor de religión asegura a sus alumnos que la homosexualidad se puede curar

image
Un profesor de Religión de un instituto de Venecia entregó a sus alumnos un texto escrito a mano en el que ataca con virulencia lo que califica como “ideología gay” y proclama que la aprobación del matrimonio igualitario abriría la puerta a la legalización de la pederastia y la poligamia. El profesor afirma también que la homosexualidad es una enfermedad y una “herida de la identidad” que puede ser “curada”. El texto, colgado en internet por uno de los estudiantes, ha desatado una gran polémica en Italia.

Los hechos fueron revelados por un estudiante del Instituto Marco Foscarini de Venecia, que colgó en Facebook el texto escrito a mano en el que su profesor de Religión, Enrico Pavanello, contestaba a una serie de preguntas sobre la homosexualidad y el matrimonio entre personas del mismo sexo que los chavales le habían hecho la semana anterior. En el texto el profesor lanza toda una diatriba homófoba en la que afirma que la homosexualidad es una enfermedad, una “herida de la identidad” y una “elección” contra natura que puede ser “curada”. Afirma además que las relaciones homosexuales se caracterizan por su “brevedad”, proclama que la aprobación del matrimonio igualitario abriría la puerta a la legalización de la pederastia y de la poligamia y afirma que el informe Kinsey es un engaño científico. En su texto el profesor se centra en particular en lo que califica como “ideología gay” y ataca con dureza a la “cultura de género” responsable, según el, de subvertir la normalidad.

La difusión del texto ha desatado una ola de reacciones en Italia. El colectivo de estudiantes de enseñanzas medias de Venecia-Mestre, en particular, ha convocado concentraciones y debates para protestar contra lo ocurrido. Sin embargo, no han faltado los que han defendido al profesor, presentándolo como la víctima de una caza de brujas. Algunos de los profesores del instituto han firmado una carta en su defensa. Pavanello ha intentado justificarse explicando que la hoja que entregó a los estudiantes era solo una “recopilación de materiales” sobre los que debatir y que el texto no refleja sus opiniones. Algo que no parece sostenerse a tenor de la conversación telefónica que ha mantenido con una periodista de L’Huffington Post, en la que ha declarado que la “homosexualidad es una elección” y que si uno de sus estudiantes le contara que es homosexual él le aconsejaría acudir a “uno de los centros donde es posible curar esta orientación. Hay muchos”. La dirección del instituto ha condenado lo ocurrido, pero no parece que Pavanello vaya a ser sancionado.

No se trata del primer incidente homófobo protagonizado por un profesor de Religión en Italia en las últimas semanas. En uno de los más recientes resúmenes de los que periódicamente dedicamos a la actualidad LGTB italiana ya contábamos el episodio de discriminación homófoba ocurrido en un instituto de Val di Vara (cerca de La Spezia, en Liguria), cuando dos estudiantes fueron sancionados con una amonestación escrita en el registro de clase por ser sorprendidos en “actitudes gays”. El autor de la sanción no fue el profesor titular, sino un sacerdote que enseña religión en el instituto y que sustituía al titular durante una ausencia.

Un año antes, en 2011, otra profesora de Religión, en este caso de Rávena, recibió una leve amonestación disciplinaria tras provocar el abandono del instituto de una alumna lesbiana de 17 años, a la que llegó a espetar que los homosexuales “son unos enfermos que irán al infierno”. El inspector negó que se tratara, de hecho, de un caso de homofobia, pese a que la profesora repitió durante el proceso de investigación que la homosexualidad era fruto de “disturbios relacionales”.

El acoso escolar homófobo en Italia

Lo ocurrido vuelve a poner de actualidad el debate social sobre el acoso escolar homófobo en Italia abierto por la trágica muerte del adolescente Andrea S., que se ahorcó en su casa a finales de noviembre. Aquí en dosmanzanas hemos recogido en los últimos meses varios casos ocurridos en Vicenza (Véneto), en la isla de Isquia (en el archipiélago napolitano) o en Udine (Friuli-Venecia Julia).

Una realidad, la de la homofobia escolar, que sigue estando muy presente en Italia. En noviembre la provincia de Roma hizo públicos los resultados de un estudio llevado a cabo en el contexto del Proyecto Europeo “Niso” de lucha contra la discriminación homófoba en las aulas. Los resultados no dejan lugar a dudas: dos de cada tres personas LGTB entrevistadas (el 73%) afirmaba haber sufrido algún tipo de discriminación. El colectivo transgénero era con diferencia el más discriminado. La escuela (por el 49%) y la familia (por el 42%) eran de hecho los entornos discriminatorios más mencionados (para los gays el peor lugar es la escuela, 43%, mientras que para las lesbianas es la familia, 37%). Les siguen bares y discotecas (33%) y medios de comunicación e internet (30%).

(vía dosmanzanas.com)

No hay comentarios: