miércoles, 9 de enero de 2013

Sentencian a 55 años de prisión a un cura mexicano que secuestró y asesinó a su hijo

La Justicia mexicana condenó a 55 años de cárcel a un sacerdote que secuestró y asesinó a su hijo con el fin de ocultar una relación y mantener su condición sacerdotal, informó hoy la fiscalía.

La sentencia fue pronunciada por un tribunal penal de Chiconautla, en Ecatepec, municipio situado al noroeste de Ciudad de México.

Lo asesinó para evitar, según argumentó, que le fuera interrumpida su orden sacerdotal

La fiscalía del Estado de México, al que pertenece Ecatepec, informó de que el condenado se llama Dagoberto Valle Arriaga y es sacerdote de la Archidiócesis de Texcoco, al este de la capital mexicana.

Según la sentencia, el 14 de septiembre de 2005 Valle se citó con su hijo Óscar Manuel en una avenida de Ecatepec y lo convenció de ir hasta el estado de Guanajuato, en el centro de México, "donde finalmente lo asesinó para evitar, según argumentó, que le fuera interrumpida su orden sacerdotal", explicó la fuente.

El asesino abandonó en un solar el cadáver de la víctima, que fue fruto de una relación de concubinato con María Félix Hernández Espinoza y cuya edad no reveló la fiscalía, aunque el diario El Universal informa que tenía 16 años.

En sus declaraciones, el sacerdote admitió la paternidad de Óscar Manuel y el asesinato, añadió la fiscalía.

(vía 20minutos.es)

No hay comentarios: