miércoles, 13 de febrero de 2013

La religión de Apple: "Nunca haremos un producto de mala calidad"

image
San Francisco (DPA). Apple dice estar dispuesto a compartir dividendos con los accionistas, por lo que el consejero delegado la compañía Tim Cook dijo hoy en un encuentro con inversores en San Francisco que está abierto a conversar sobre el tema.

Pero la duda que no despejó Cook es si sacará una versión más económica del iPhone, un tema sobre el que actualmente se está especulando. Sí aprovechó la ocasión para subrayar las bondades de la empresa, cuyos títulos han sufrido una drástica caída en la bolsa. Las palabras de Cook, que al inicio daba la impresión de tímido, pusieron de manifiesto que este ingeniero devenido en empresario de 52 años se siente cada vez más seguro en su papel de CEO de Apple.

“Solo hay una cosa que Apple nunca hará: un producto de mala calidad. Esa es la única religión que tenemos“, dijo Cook al intentar responder a la pregunta de si se iba a fabricar una versión más económica del iPhone. Con esta respuesta, Cook estaba dejando en principio la puerta abierta, pues añadió que Apple no iba comprometer la calidad del producto para conseguir un precio más bajo.

CANIBALIZACIÓN
Como ejemplo de la tendencia por la que apuesta la compañía mencionó el desarrollo de la gama de modelos en los reproductores de música e imágenes iPod, con versiones más económicas. A su vez, recordó que Apple ya ofrece las versiones más antiguas del iPhone a un precio más económico.

La empresa, aseguró Cook, no tiene miedo alguno a que los nuevos aparatos puedan debilitar las ventas de los modelos de la misma gama, en referencia a la introducción del iPad mini el año pasado. “Cuando uno empieza a preocuparse por la canibalización, es el principio del fin, porque siempre habrá otro”, señaló el ingeniero, quien considera que Apple no afronta presión alguna ahora por la tiranía de cuotas de mercado.

Apple está planificando a largo plazo, subrayó Cook en esta conferencia de inversores celebrada en California a raíz de la caída de la cotización de la acción de la empresa, después de que se presentaran los últimos resultados empresariales. “Las cifras trimestrales son importantes para nosotros, pero las decisiones de peso se toman a largo plazo”, dijo Cook, quien aseguró que nunca había confiado más en el futuro de la compañía.

¿DOS NUEVAS EMPRESAS?
Los inversores sin embargo no estaban tan convencidos: tras la intervención de Cook, la acción bajó un dos por ciento. En los últimos meses, la tendencia fue a la baja: el título cayó de los 700 dólares que llegó a cotizar en septiembre a 470 dólares.

Cook rechazó la acusación de uno de los grandes accionistas de que la empresa está haciendo acopio de demasiado dinero debido a las experiencias en crisis pasadas: “Apple no tiene una mentalidad como en la Gran Depresión”, dijo.

Apple ha realizado inversiones fuertes: en tiendas, en innovación, en nuevos productos en la cadena de suministros. “Compramos empresas seleccionadas”, insistió antes de explicar que la empresa había pensado adquirir dos grandes empresas pero después desestimó la idea.

ALGO DE DINERO EN EL BOLSILLO
Cook admitió además entre risas del público: “Tenemos algo de dinero en el bolsillo”. A fines de año, el grupo tenía 137.000 millones de dólares. Algunos ejecutivos piden que Apple sea más generoso repartiendo acciones preferenciales a los inversores.

“Analizaremos la propuesta”, dijo Cook. En la actualidad hay conversaciones en marcha para dar más dividendos a los accionistas y Apple al parecer se muestra dispuesto a continuar con esa estrategia. El año pasado, Cook puso en marcha una recompra de acciones y de pago de dividendos por 45.000 millones de dólares.

(vía elcomercio.pe)

No hay comentarios: