miércoles, 13 de marzo de 2013

Las oscuras relaciones del nuevo Papa con la Dictadura Militar argentina

Investigaciones periodísticas le relacionan con desapariciones y torturas durante el gobierno de la Junta Militar argentina. Años más tarde tuvo un enfrentamiento con el gobierno de Néstor Kirchner por su oposición frontal al matrimonio homosexual.

PÚBLICO / AGENCIAS MADRID

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, al salir al balcón de la Plaza de San Pedro como el Papa Francisco I.

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, al salir al balcón de la Plaza de San Pedro como el Papa Francisco I.REUTERS.

Jorge Mario Bergoglio, antiguo Arzobispo de Buenos Aires, es un jesuita nacido en la capital argentina el 17 de diciembre de 1936 que dedicó buena parte de su vida a la docencia.

Bergoglio tiene un pasado oscuro en Argentina debido a las acusaciones que hace años se vertieron sobre él referencia a la tortura y desaparición de un laico y dos sacerdotes en tiempos de la dictadura militar que comenzó en 1976. Aunque no hay una sentencia sobre el caso, cinco testimonios atestiguron la relación del nuevo Papa con estas desapariciones. El periodista Horacio Verbitsky ha sido el investigador más interesado en sacar a la luz las pruebas que pudieran relacionar a Bergoglio con estos episodios de la "guerra sucia" en Argentina.

Las Abuelas de Plaza de Mayo le citaron a declarar por el robo de bebés.

No obstante, la relaciones de Bergoglio con la dictadura no terminaron ahí. Posteriormente, las Abuelas de Plaza de Mayo le citaron a declarar ante la Justicia argentina por su supuesta implicación en el robo de bebés; concretamente en el caso de la nieta de Alicia "Licha" de la Cuadra, una de las fundadoras de aquella asociación.

En 2009 mostró su lado más caritativo cuando en una homilía afirmó que la deuda social es "inmoral, injusta e ilegítima", especialmente "en una nación que tiene condiciones objetivas para evitar o corregir tales daños, pero que lamentablemente pareciera optar por agravar aún más las desigualdades". 

"El matrimonio homosexual es una movida del Diablo", manifestó

No obstante, su perfil se vuelve de nuevo oscuro cuando meses más tarde, en pleno debate sobre el matrimonio homosexual en Argentina, el entonces cardenal declaró: "Está en juego la identidad y la supervivencia de la familia: papá, mamá e hijos". Su rechazo a las bodas entre personas del mismo sexo es tan rotundo que llegó a afirmar que se trataba de "una movida del Diablo". Haciendo referencia al aborto añadió: "No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es solo el instrumento) sino de una 'movida' del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios". Esta postura le valió un duro enfrentamiento con la presidenta argentina Cristina Fernández.

Un jesuita aficionado al fútbol

Comenzó su formación en el Seminario de Villa Devoto, después de estudiar química, y el 11 de marzo de 1958 entró en el noviciado de la Compañía de Jesús. Tras cursar estudios humanísticos en Chile, obtiene la titulación en Filosofía, en Buenos Aires. Entre 1964 y 1965 fue profesor de literatura y de psicología en el Colegio de la Inmaculada de Santa Fe y en 1966 en el Colegio del Salvador, de Buenos Aires.Entre 1967 y 1970 estudia Teología. El 13 de diciembre de 1969 es ordenado sacerdote y el 22 de abril de 1973 hace los votos perpetuos.

Es químico de formación, sigue de cerca el fútbol y es hincha de San Lorenzo de AlmagroHa sido maestro de novicios en Villa Barilari (San Miguel) y profesor en la Facultad de Teología, entre otros cargos. El 31 de julio de 1973 fue elegido Provincial de Argentina, cargo que ejerció durante seis años. Entre 1980 y 1986 fue rector del colegio "San José" de San Miguel y de la Facultad de Filosofía y Teología de la misma Casa, además de titular de la parroquia del Patriarca San José (San Miguel). En 1986 viaja a Alemania para ultimar su tesis doctoral.

El 20 de mayo de 1992 es nombrado obispo de Auca y auxiliar de Buenos Aires. El 3 de junio de 1997 designado Arzobispo coadjutor de Buenos Aires y el 28 de febrero 1998, titular. Bergoglio es autor de los libros: "Meditaciones para religiosos" (1982), "Reflexiones sobre la vida apostólica" (1986) y "Reflexiones de esperanza" (1992). Nombrado cardenal en 2001; y se declara muy aficionado al fútbol, hincha de San Lorenzo de Almagro, un club que casualmente fue fundado por sacerdotes.

(vía publico.es)

Nota de Ateorizar: Ya empezamos mal…

No hay comentarios: