miércoles, 29 de mayo de 2013

El agresor del soldado francés actuó movido por su religión musulmana, según el fiscal

Se trata de un francés de nombre Alexandre, de 22 años y convertido al Islam. Estaba fichado por pequeños delitos.

 Un policía patrulla en el barrio de La Defense de París

El joven detenido por la agresión a un soldado francés el pasado sábado en París estaba fichado por la Policía por delitos menores y actuó movido por su religión, según ha informado este miércoles el fiscal del caso, que ha precisado que se trata de un francés de nombre Alexandre, de 22 años y convertido al Islam.

El joven fue detenido la pasada madrugada ante el domicilio de una amiga en Yvelines, cerca de París, por la Policía judicial de la capital y la brigada criminal. Era un viejo conocido de la Policía por pequeños delitos cuando era menor y ha posido ser identificado gracias a muestras genéticas encontradas en objetos que dejó en La Défense tras la agresión y a las imágenes de las cámaras de vigilancia.

Según ha informado el fiscal de París, François Molins, el detenido ha reconocido implícitamente los hechos ante los funcionarios de policía, afirmando que "sabía por qué estaban ahí".

Ya el domingo, el ministro del Interior, Manuel Valls, había mencionado un posible acto de terrorismo recordando el asesinato el miércoles pasado en Londres de un soldado británico por dos jóvenes que gritaron eslóganes islamistas.

La pista de un partidario del Islam radical "es una hipótesis que actualmente es la privilegiada", ha explicado el fiscal en rueda de prensa, precisando que el sospechoso parece ser "un individuo aislado".

Rezo previo al ataque

Ocho minutos antes del ataque con un cuchillo contra el militar que patrullaba las calles en el marco del programa 'Vigipirate' contra el terrorismo, el sospechoso rezó "de manera ostensible" en unos grandes almacenes, según la Policía.

"El carácter de los hechos, su comisión tres días después de Londres y por último la oración hecha justo antes de pasar a la acción nos dejan suponer que actuó en nombre de su ideología religiosa y que su deseo era atacar a un representante del Estado", ha estimado el fiscal.

"La calificación de terrorista, teniendo en cuenta estos elementos, parece por tanto a priori la que deberá, como se había supuesto, considerarse respecto a su detención", ha añadido Molins. Su detención provisional puede prolongarse durante 96 horas, tras lo cual, "probablemente" será llevado ante un juez antiterrorista, ha precisado, insistiendo en la "violencia de la agresión".

"La voluntad en ese momento de matar al soldado parece bastante evidente ya que el autor no duda (...) en dar varias cuchilladas con una determinación impresionante", ha subrayado.

Los padres, interrogados

El agresor consiguió huir, pero abandonó tras de sí una bolsa que contenía un jersey llevaba atado a la cintura durante el ataque, una botella de zumo de naranja y un cuchillo. Según los primeros datos de la investigación, Alexandre, cuyos padres han sido interrogados también hoy, se convirtió al Islam poco antes de tener 18 años.

El director de la Policía Judicial, Christian Flaesch, ha hablado de un individuo "sin duda a la deriva" pese a que procede de una familia que "parecer totalmente honrada". Sin empleo, no tenía un domicilio precisa y podría haber dormido en la calle en los últimos días, ha precisado. Pese a sus problemas con la justicia en el pasado, nunca fue condenado.

Alexandre fue objeto de un control de identidad en 2007 con motivo de una oración en la calle. "Los servicios especializados no consideraron que fuera peligroso", ha precisado el fiscal.

(vía telecinco.es)

No hay comentarios: