martes, 21 de mayo de 2013

La iglesia dominicana registra casos graves de abuso sexual contra niños

La iglesia dominicana registra casos graves de abuso sexual contra niños

Hasta el momento no ha habido ninguna consecuencia legal contra los acusados. Algunos de ellos, tres empleados de menor rango, murieron calcinados al incendiarse la cárcel de Higüey

Enviado por: Servicios de Acento.com.do

La iglesia dominicana registra casos graves de abuso sexual contra niños Los escándalos sexuales han sacudido a la iglesia en el mundo.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La Iglesia Católica de República Dominicana no ha sido ajena a los abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra niños, niñas y adolescentes.

A continuación algunos de los hechos que han salido a la luz pública.

Albergue de Higüey

En el año 2005, un grupo de sacerdotes y feligreses fueron acusados por nueve menores, ocho niñas y un niño, de violación sexual y sadomasoquismo. Los hechos se cometerion en el año 2004 en el “Hogar La Ciudad de los Niños, San Francisco Javier”, de San Rafael del Yuma, en Higüey. Los relatos que las niñas y el niño hicieron durante los interrogatorios parecen sacados de una novela de terror.

Una niña de sólo cinco años dijo lo siguiente: “un día, de noche, él me despertó (un sacerdote), y me dijo ven acá, me llevó allá atrás (a unos matorrales del patio del albergue), me dijo bájate los pantalones, y yo le dije que no, y él me los jaló (le dio un halón), y me entró su cosa, me dolió, y yo estaba botando sangre y llorando mucho”.

Sin embargo, hasta el momento no ha habido ninguna consecuencia legal contra los acusados. Algunos de ellos, tres empleados de menor rango, murieron calcinados al incendiarse la cárcel de Higüey. Los sacerdotes Cirilo Antonio Núñez y Ramón Antonio Betances, quedaron libres. El diácono Rigoberto González Radial, cubano residente en Estados Unidos, responsable del albergue, falleció el 7 de enero del 2006 en una clínica de Santiago.

La condena al padre Espinal

En julio de 2009, el Tercer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional condenó a 15 años de prisión al sacerdote Domingo Espinal, por violar sexualmente a un menor de 14 años, en el sector El Invi, en la carretera Sánchez. Los jueces Alina Mora, presidenta, Evelin Torres y Ramón Atilas multaron al sacerdote con RD$100,000.

El cura había sido absuelto en una primera instancia en el año 2006, pero la familia de la víctima apeló la sentencia hasta lograr esta condena.

Caso del obispo Príamo Tejeda

El obispo monseñor Príamo Tejeda, que hasta 1998 estuvo a cargo de la Diócesis Baní-San Cristóbal, fue acusado en 2007 de mantener en secuestro y sometido a violaciones sexuales a un hombre cubano, en Florida, Estados Unidos.

El caso fue publicado por el periódico Herald Tribune, que explicó que el hombre, de 42 años y sólo identificado por las híncales J.G., por asuntos legales, fue ayudado a salir de Cuba por el prelado dominicano en 2005, con la promesa ayudarle a conseguir un empleo y para que ayudara con algunas labores eclesiales.

El hombre dijo que, bajo la amenaza de que lo haría regresar a Cuba, el obispo lo obligó a sostener relaciones sexuales, tanto en República Dominicana como en Florida.

“Su miedo era que monseñor Tejeda haría que lo deportaran,” dijo Ronald Weil, el abogado del acusador. La jerarquía católica de Florida restó valor a la acusación y defendió a monseñor Tejeda.

Caso del cura de Bonao

En julio de 2012, el sacerdote Alberto Zacarías Cordero Liriano, de 40 años, fue sometido y apresado bajo el cargo de violación sexual de una menor de 15 años en Bonao.

Según familiares de la menor, el sacerdote católico intentó detener el sometimiento judicial ofreciendo de 1 a 3 millones de pesos como “compensación”, pero la familia no aceptó la propuesta.

(vía acento.com.do)

No hay comentarios: