martes, 25 de junio de 2013

Partido islamista marroquí subraya que separa la política de la religión

Rabat - El islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), que encabeza el actual gobierno marroquí, está a favor de la separación entre el ámbito político y el religioso, subrayó hoy el presidente del grupo parlamentario del PJD, Abdalá Buanu.

En una rueda de prensa celebrada en Rabat Buanu apuntó que su partido "ha superado" el marco clásico del pensamiento islámico y ha evolucionado hacia una ideología más abierta, efectuando "grandes revisiones ideológicas" de la metodología y de su concepción de la realidad.

En este marco, Buanu insistió en el respeto de la libertad de conciencia como derecho garantizado por la propia religión y las libertades individuales, y recordó que el poder en el ámbito religioso está reservado exclusivamente a la institución monárquica.

Sin embargo, el PJD fue uno de los partidos que más se opuso en 2011 a introducir la idea de la libertad de conciencia en la constitución, que finalmente no quedó recogida.

Por otra parte, el parlamentario marroquí ha reconocido la existencia de un "gran retraso" en la aplicación de la nueva Constitución adoptada en 2011 y añadió que el proyecto de reformas que traía su partido se ha visto "perturbado y paralizado" por partes que no identificó.

Pese a estos retrasos, Buanu indicó más adelante que todos los indicadores vaticinan que el PJD probablemente arrasaría en las elecciones municipales.

El PJD ganó las elecciones legislativas de noviembre de 2011 con 107 escaños de un total de 395 en la Cámara de Representantes (cámara baja) marroquí y formó una coalición con el nacionalista Partido Istiqlal (PI, 60 escaños) y otros dos partidos menores.

Actualmente, el gobierno vive su primera crisis después de que el PJD haya perdido el apoyo del PI, que en mayo anunció que se retiraba del gobierno, aunque la decisión aún no se ha ejecutado a la espera de un arbitraje del rey Mohamed VI que tarda en llegar.

Preguntado por esta crisis intragubernamental, Buanu no quiso responder directamente y recordó que de facto "nuestro aliado sigue con nosotros en el parlamento y en el gobierno", en línea con la actitud del PJD de evitar la confrontación directa con el PI desde que estalló esta mini-crisis. EFE

(vía ideal.es)

No hay comentarios: