jueves, 15 de agosto de 2013

Política y Religión: cada cual por su lado

Por Reinhardt Acuña Torres
Consultor en Biotecnología Aplicada

San José -  Creo en Dios, más NO en la religión y mucho menos en el poder eclesiástico…

Creo en la Política, más NO en los políticos y mucho menos en los partidos políticos…

Política y Religión, siempre han estado unidos para dominar y someter, controlar y gobernar a los pueblos y ciudades a través del Estado y la Iglesia, que a lo largo de la Historia hicieron MATRIMONIO; amalgama negativa para los pueblos.

Afortunadamente desde décadas, occidente, la religión católica y sus derivadas, abandonaron esas prácticas Político-Religiosas y el Estado se divorció de la Iglesia, aunque aún conservan algunos resabios del pasado, a manera de CONTUBERNIO.

En Oriente y buena Parte de África, aún conservan esas alianzas Político-Religiosas y el Estado aún continúa unido a la Iglesia en el gobierno y en la política.
Irónicamente el Occidente y el llamado Viejo Mundo los llama RADICALES y TERRORISTAS por NO separar la Política de la Religión y por preparar “Guerras Santas” en contra de los infieles que ofenden su credo; es decir, en contra del Occidente y de su “Capitalismo Neoliberal”.

Por ironías de la vida, fue precisamente el “Viejo Mundo quien con su radicalismo Político-Religioso cometió innumerables crímenes contra la humanidad bajo el nombre de “Guerras Santas, siendo los fundadores del término calificativo y mediante el cual cometieron todo tipo de ignominias, principalmente contra la mujer; siempre en el nombre de Dios y de la Religión.

¿A qué viene todo esto?… a que el Estado debe ser Laico, NO debe prohibirse el “Culto Religioso”, pero SÍ su manipulación y promoción por parte del Estado a través de sus “Instituciones Educativas”; tampoco debe Promoverse el “aporte económico” del Estado a las “Instituciones Eclesiásticas”; el Gobierno debe abstenerse de hacer manifestaciones públicas de carácter religioso para manipular a las poblaciones; el Estado y la Iglesia, la Política y la Religión deben separarse de manera definitiva para el beneficio de todos los ciudadanos y sobre todo, para el beneficio de nuestros niños y adolescentes.
 

No hay comentarios: