lunes, 2 de septiembre de 2013

La Justicia chilena procesa a un legionario de Cristo pero decreta su libertad

Santiago de Chile (EFE) - La justicia chilena procesó hoy al sacerdote de los Legionarios de Cristo John O'Reilly por el presunto abuso sexual reiterado a dos niñas del colegio Cumbre de Las Condes pero decretó su libertad mientras se investigan las denuncias.

La Justicia chilena procesa a un legionario de Cristo pero decreta su libertad

Santiago de Chile (EFE) - La justicia chilena procesó hoy al sacerdote de los Legionarios de Cristo John O'Reilly por el presunto abuso sexual reiterado a dos niñas del colegio Cumbre de Las Condes pero decretó su libertad mientras se investigan las denuncias.

Según fuentes judiciales y tras una jornada de casi ocho horas, la jueza del Cuarto juzgado de garantía de Santiago, Andrea Díaz Muñoz, rechazó la petición de la Fiscalía Oriente que pedía la prisión preventiva contra O'Reilly, aunque dictó una medida cautelar de arraigo nacional, lo que significa que no puede abandonar el país.

Díaz estimó que las pruebas presentadas por el Ministerio Público y la parte querellante no fueron suficientes para acreditar la responsabilidad del sacerdote en los delitos imputados por la Fiscalía Oriente.

Tampoco acreditó los relatos de las menores por considerar que estos no fueron espontáneos e incluso no se evidencia temor ante el imputado, sino más bien la existencia de cierta estimación por parte DE la presunta víctima hacia el supuesto victimario.

La fiscal Lorena Parra, había pedido la pena máxima de las cautelares por considerar que O'Reilly representa un peligro para la seguridad de la sociedad y de las víctimas.

Asimismo, su petición lo argumentó por peligro de reiteración del delito y por "inminente peligro de fuga" al considerar que por la reiteración del delito y de ser condenado, la sentencia debe ser cumplida de manera efectiva.

Durante la audiencia, Parra relató que la primera denuncia corresponde a una niña (J.P.H.M), hoy de 7 años de edad, quien entre marzo de 2010 y julio del 2012 fue sometida a tocamientos de connotación sexual por parte del religioso, lo que habría ocurrido en dependencia del colegio.

El segundo caso corresponde a la hermana mayor de la primera (C.B.H.M), hoy de 11 años de edad, quien habría sufrido abusos de similares características entre los años 2007 y 2009.

La fiscal destacó que el sacerdote habría cometido los presuntos delitos abusando de su condición "de sacerdote connotado", lo que le permitía tener "acceso directo" a los alumnos.

El caso salió a la luz pública en julio de 2012 cuando la familia de una alumna del Colegio Cumbres presentó una denuncia contra O'Reilly, en ese entonces asesor espiritual y capellán del centro educacional.

Meses después se sumó otra acusación referida a la hermana de la primera niña.

El sacerdote fue suspendido el 25 de julio del año pasado de sus labores tras las denuncias, mientras el arzobispo de Santiago y presidente de la Conferencia Episcopal en Chile, Ricardo Ezzati, confirmaba la apertura de una investigación canónica por las denuncias en su contra.

El Colegio Cumbres, del acomodado sector santiaguino de Las Condes, suspendió de todas las actividades al sacerdote hasta que se aclaren los hechos.

En 2008, el Parlamento chileno aprobó otorgarle la nacionalidad chilena "por gracia" a O'Reilly, residente en el país desde 1985, "por su labor apostólica y educativa dirigida al mundo de la juventud".

La denuncia contra O'Reilly se produjo días después de que la Fiscalía Nacional de Chile anunciara el inicio de las investigaciones de supuestos abusos sexuales en unos 60 colegios de la capital, 49 de ellos de la zona oriente, que incluye barrios de alto poder adquisitivo como el de Las Condes.

La jueza Díaz, informó de que desde hoy día la policía tendrá 120 días para profundizar las investigaciones en torno a este caso.

(vía EFE Verde)

No hay comentarios: