jueves, 17 de julio de 2014

Cristianos y chiíes del Líbano critican los proyectos de "estado islámico"

Dos importantes formaciones -una cristiana y otra chií- han hecho un llamamiento conjunto a favor de la neutralidad del Líbano de los conflictos externos y en rechazo a los proyectos de crear un "estado islámico" en países vecinos.

Beirut, 16 jul.- Dos importantes formaciones -una cristiana y otra chií- han hecho un llamamiento conjunto a favor de la neutralidad del Líbano de los conflictos externos y en rechazo a los proyectos de crear un "estado islámico" en países vecinos.
En un comunicado difundido hoy por la prensa libanesa, la formación Saydet el Yabal (Nuestra Señora de la montaña) y la Agrupación chií, integradas por exministros y destacados intelectuales, instaron a "reducir este período de decadencia" tras lo sucedido en Irak y Siria.
Este grupo de personalidades independientes cristianas y chiíes criticó el proclamado califato en territorio sirio e iraquí del grupo radical suní Estado Islámico (EI), pero también la idea del "Velayat e faqih" (máximo liderazgo político y religioso), nombre de la teoría política iraní que entrega el poder a los clérigos chiíes.
"El pretendido califato es el hermano espiritual del estado del "Velayat e faqih", que Irán ha querido extender hasta Irak, Siria, Líbano e incluso mas allá", afirmaron estos grupos.
También consideraron que esta idea de Estado religioso es "gemela del modelo israelí que se basa en la pureza de la entidad, contrario al tejido social de la región".
Los cristianos y chiíes libaneses advirtieron de que este tipo de proyectos constituyen "la semilla de una guerra sin fin" y destacaron la validez del modelo libanés, donde coexisten 18 comunidades religiosas.
Por ende, los firmantes instaron a más "coordinación y esfuerzos para defenderse contra esos dos modelos de Estado y sus proyectos suicidas", que opinaron constituyen "terrorismo y dictadura".
Subrayaron que el sistema libanés se basa en la convivencia en el plano político y cultural, y que la "neutralidad total y permanente del Líbano es la garantía para que continúe siendo un espacio de paz y diálogo entre las religiones y una referencia para la democracia".
Líbano se ha visto fue afectado por el conflicto en la vecina Siria, ya que sus habitantes están divididos entre partidarios y detractores del régimen sirio, y el grupo chií Hizbulá ha enviado a sus milicianos a luchar junto al presidente sirio, Bachar al Asad.
Los temores a una escalada de la tensión han aumentado desde que el EI proclamara el pasado 29 de junio un "califato" que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.
Varios grupos extremistas han amenazado recientemente con atacar a los cristianos libaneses y con liberar a los presos islamistas, entre otras acciones que se suman a los atentados terroristas.

(vía Agencia EFE)

No hay comentarios: