jueves, 28 de agosto de 2014

Denuncian a un cura por negarle la comunión a una joven en Sorihuela de Guadaloimar (Jaén)

Entre los 1.317 habitantes de Sorihuela de Guadalimar hay opiniones al respecto para todos los gustos y la gente está dividida. Puede que el asunto se le haya ido de las manos a alguien. Y es que una familia de Sorihuela ha interpuesto una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil contra el párroco del pueblo, J. Fernández, por humillar públicamente a la hija del matrimonio en medio de un funeral, y cuando la joven iba a tomar la comunión. Según consta en el denuncia, el cura se negó a darle la comunión a su hija por no ir "vestida de forma adecuada".

Los hechos ocurrieron al día 7 de agosto cuando en una misa funeral se produjeron momentos de gran tensión. Según declaraciones que recoge el diario 'Jaén', la madre de la menor se acercó a la sacristía para hablar con el cura. "Le recriminé la situación tan vergonzosa y humillante en la que puso a mi hija, con la iglesia abarrotada, pero él se justificó con lo de la ropa". 

Cuatro días después, la familia de la joven interpuso la denuncia ante el cuartel de la Guardia Civil de Castellar por "humillación pública a una menor de edad". LO ocurrido y la denuncia llegó al arcipreste de la zona y al vicario general de la Diócesis de Jaén, Francisco Juan Martínez Rojas. Y es que, el médico le diagnosticó a la joven "ansiedad reactiva" a consecuencia de estos hechos, según explica la madre.

Con estos ingredientes, la familia ha aclarado que retirará la denuncia si el párroco se disculpa, como declaró en el programa de televisión AndalucíaDirecto, de Canal Sur Televisión. Pero de momento, ha recogido 279 firmas para denunciar los hechos ocurridos, para adjuntarlas al expediente. Aunque hay quien dice que esas firmas son todas de gente de fuera del municipio.

¿Y el ayuntamiento? La alcaldesa del municipio, Ana Belén Rescalvo,  acusa a la familia de exagerar todo lo ocurrido. "El párroco, que en septiembre hará un año que está en el municipio, es una excelente persona. Siempre está al lado de los vecinos que lo necesitan y ha puesto las cosas como tienen que ser". Según Rescalvo, su pueblo no es el único en el que los turistas deben taparse los hombros para poder entrar en las iglesias y que ella misma lo hace cuando tiene que acudir a misa. 

(Via que.es)

No hay comentarios: