miércoles, 13 de agosto de 2014

"No se puede justificar ningún despido porque alguien sea homosexual"

La viceconsejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, se ha pronunciado sobre la decisión del Obispado de solicitar la no inclusión del profesor de religión Luis Alberto González en las listas de profesores de religión. Armas recuerda que la Constitución está por encima de todas las normas y que si la Iglesia considera que Luis Alberto no reúne los requisitos para impartir la asignatura deberá justificarlo debidamente.

"No se puede justificar ningún despido porque alguien sea homosexual, ahora el profesor está nombrado y mientras no llegue una justificación que se ajuste al derecho no se puede modificar su estatus y ampararse en que se ha casado con otro hombre no sirve como justificación".

Manuela Armas asegura que el Luis Alberto González se encuentra en las listas de profesores elegidos para impartir la asignatura de religión católica en secundaria para el próximo curso académico 2014/2015.

Armas reconoce que este maestro ha sido incluido en las listas en los cursos anteriores porque así lo había requerido el Obispado tras comprobar que el profesor reunía la "idoneidad" para el puesto. Unos cargos que, aunque son nombrados oficialmente por la Consejería de Educación y reciben su sueldo del erario, sólo pueden ser designados a personas seleccionadas por el propio Obispado.

Por su parte, el vicario general de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera, reconoce que el pasado mayo trasladó a la consejería de Educación la decisión de no proponer a Luis Alberto como profesor de religión y que la propia consejería le pidió una justificación.

En declaraciones a Efe, el vicario asegura que se amparó en los apartados 804 y 805 del derecho canónico y en que el propio profesor le pidió su exclusión de la lista. Cabrera asegura no haber juzgado la condición sexual del docente ni su matrimonio con otro hombre, "sino si su condición moral resulta o no idónea para esas enseñanzas".

Sobre la decisión de la Consejería de Educación de no excluir por ahora al profesor de las listas de maestros, el vicario general asegura que si el departamento lo contratara, estudiarían los pasos que darían a través de sus servicios jurídicos.

El secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, achaca este problema a los acuerdos firmados entre España y el Vaticano que entiende, "no se sostienen con la actual Constitución".

"La Administración dirá que el Concordato existe todavía, y así es, pero creo que las administraciones públicas deben dejar por escrito cuál es su parecer. El deber de todo órgano público es defender la Constitución y remover los obstáculos que impidan la igualdad".

Zerolo quiso recordar que "ni un euro público debe ir a quien discrimina por cualquier razón o circunstancia personal", y se mostró totalmente convencido de que su partido incluirá en el programa electoral para los comicios de 2015 el compromiso de revisar estos acuerdos con la Santa Sede.

(Via eldiario.es)

No hay comentarios: