miércoles, 10 de septiembre de 2014

Los ministros de exteriores de los países árabes se unen para combatir a EI

La aviación iraquí aumenta los bombardeos sobre Mosul para retomar su control

Los ministros de exteriores de los países árabes han elevado su nivel de coordinación frente a la amenaza yihadista que en los últimos tiempos protagoniza casi en exclusiva los terroristas de Estado Islámico. Esta unión de países árabes ha establecido unas pautas para frenar al EI entre las que se aplicarán en los terrenos político, judicial, de defensa, seguridad, medios de comunicación. Además tratarán de erradicar las fuentes ideológicas y de financiación de los yihadistas.

En el documento elaborado por algunos de los países árabes llama la atención que no se menciona a Estados Unidos, país que ya ha empleado la fuerza contra el yihadismo -incluso torturas- a través de diversos bombardeos a miembros del EI en Irak.

En este contexto surge el debate de cuál debe de ser la manera de combatir a los terroristas del Estado Islámico. El vicepresidente de la Junta Islámica EspañolMohamed Escudero, condena al EI al igual que la mayoría del mundo musulmán y pide combatir desde el diálogo. "Creemos que actúan a través de unos criterios no religiosos, por eso no tienen legitimidad, lo que hacen no es lícito. Para mí es complicado valorar cual es la mejor manera de enfrentarse al EI. Creemos en el diálogo y la diplomacia y por supuesto condenamos la militarización de un territorio", señala alainformacion.com

Para la Junta Islámica es prioritario enfrentarse al yihadismo sin usar la violencia. "Siempre nos hemos posicionado en contra de las intervenciones militares extranjeras porque quien sufre las consecuencias es la población civil. El ejemplo más claro es Irak. Si se produce una intervención militar para acabar con el EI no sabemos con certeza que no vayan a morir inocentes". Además Mohamed Escudero cree que si finalmente Obama se decanta por la intervención militar es porque Estados Unidos tiene otros intereses. "Cuando se han producido intervenciones extranjeras, como la de EEUU, es porque detrás hay intereses económicos o geopolíticos", reflexiona.

Claro que la cosa cambia cuando el argumento esgrimido por las potencias occidentales es el de proteger a las minorías perseguidas -cristianos y kurdos especialmente- por el EI. "Es más fácil convencer a la comunidad internacional de la intervención si se argumenta que es para proteger a las minorías atacadas", cree Mohamed.

La de Mohamed Escudero es una opinión muy extendida por los musulmanes de España. Porque el pasado fin de semana la Unión de Comunidades Islámicas de España hizo un llamamiento a los imames españoles para que prevengan a los fieles sobre los cantos de sirena de los radicales. "Exhortamos a los imames y dirigentes religiosos a que tengan muy presente la concienciación permanente de los fieles, para que nadie pueda caer en la trampa propagandística de grupos terroristas o extremistas y no se pierdan ni adultos ni nuestros jóvenes, quienes son nuestro futuro, y deben ser ejemplo de convivencia", señala la UCIDE.

Asimismo, la comunidad islámica española arremete contra los yihadistas a los que critica por querer apropiarse del discurso musulmán. "El autodenominado Estado Islámico demuestra no ser ni Estado ni islámicousurpa el nombre de una religión, ejecutando acciones brutales que no corresponden a los valores del Islam de paz y convivencia".

En este sentido, la UCIDE afirma que los grupos extremistas "no son quiénes para pretender representar el auténtico Islam, que es moderado y que practica la inmensa mayoría de la población musulmana mundial".

A estas palabras también se une la Comisión Islámica de España, que condena la violencia del EI, su pretendida justificación religiosa, los actos criminales de los daeshíes (por sus siglas en árabe DAESH) y su falsa propaganda. Además espera que las instituciones internacionales "puedan implicarse de forma efectiva para la protección de seres humanos hermanos, cristianos y musulmanes que sufren esta nueva forma de violencia opresora".

Por su parte, el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas deCeuta Laarbi Maateis, señala que "a juicio de los sabios, el Islam es uno, y quién se fanatiza y radicaliza es el ser humano, la persona". "Estos hombres -los yihadistas- no tienen cabida dentro de lo que es la legislación y la normativa del Islam. Hemos venido haciendo llamamientos desde 2008".

El líder musulmán, deja claro que su organización siempre ha hecho lo posible porque los fieles entiendan que no tienen que interpretar los versículos del Corán de acuerdo a la opinión de un determinado grupo, tal y como ocurre con Estado Islámico.

Además Maateis cree que el radicalismo no se está fomentando en Ceuta, en España o en Bélgica a través de los discursos de los imanes de las mezquitas, sino que todos estos mensajes proceden de las redes sociales desde donde se captan a los jóvenes, especialmente a los que se encuentran en una situación social de marginación". 

(via noticias.lainformacion.com)

No hay comentarios: