viernes, 28 de noviembre de 2014

Retiran la autorización al profesor de Religión de Granada detenido por abusos sexuales

El denunciante de abusos sexuales de curas tiene absoluta confianza en la justicia

EFE

El Arzobispado de Granada ha retirado la autorización para dar clases de Religión al profesor detenido como parte de la investigación de los presuntos abusos sexuales del llamado 'clan de los Romanones'. Este docente, hasta ahora el único laico implicado judicialmente en el caso, impartía clases de Religión en el IES Alonso Cano de Dúrcal, en la comarca del Valle el Lecrín, municipio en el que fue detenido el pasado lunes.
Sindicatos de Enseñanza han aprovechado el caso para criticar que, aunque es la Junta de Andalucía quien paga el sueldo de los profesores de Religión, carezca de capacidad disciplinaria sobre ellos por los acuerdos con la Iglesia sobre esta materia.
En una escueta nota de prensa, el Arzobispado de Granada ha comunicado este mediodia que ha retirado la missio canonica a dicho docente, el cuál ejercía desde 2007, y comunicado la decisión a la Delegación provincial de la Consejería de Educación en Granada. El cese se produjo la tarde del miércoles, una vez el docente hubo declarado y se confirmó su libertad con cargos. Igualmente, la delegada provincial de Educación en Granada, Ana Gámez, comunicaba a los medios que a lo largo de la próxima semana será sustituido por el profesional autorizado que encabece actualmente la bolsa de empleo del Arzobispado, como la Consejería ha confirmado ya.
Este ya ex profesor de religión es el único laico detenido por el caso de abusos sexuales denunciado en la diócesis de Granada. Los otros tres son sacerdotes del llamado 'clan de los Romanones', incluído su líder, Román M.V.C. Este último fue el único que tuvo que pagar fianza, 10.000 euros, para quedar en libertad con cargos. Ahora  los cuatro están imputados por delitos contra la libertad e indemnidad sexual, contenidos en el título VIII del Código Penal, y que se irán concretando conforme avance la investigación, en manos del Juzgado de Instrucción número 4 de Granada.
Precisamente, el sindicato de Enseñanza de la CGT emitió un comunicado este miércoles en el que criticaba que no sea la propia Junta quien pueda tomar medidas contra los docentes de Religión en caso como este. La secretaria de Organización de CGT-Enseñanza de Granada, Ascensión Cano, lamentó "que la Consejería no pueda abrir expediente disciplinario" contra este docente "pero al resto del profesorado se les retire el sueldo por causas mucho menores".
Por todo ello, y en la línea que ha defendido tradicionalmente su sindicato, denunció "el absurdo" de los actuales acuerdos "que permiten a estos docentes dar clases en niveles superiores de Enseñanza, como el Bachillerato, sin tener titulación equivalente al resto de profesores" y recordó el caso de la profesora de Religión de Almería cesada por casarse con un divorciado y, tras ganar el juicio contra la Curia almeriense "fue la Consejería quien tuvo que pagar su sueldo".
La semana pasada, el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, advirtió que la investigación del Juzgado de Instrucción número 4 podía implicar hasta una docena de personas, entre las que se encontraban tres laicos. Este docente es, de momento, el único cuya identidad se conoce. El secreto de sumario impide saber si el resto de implicados son también profesores u otras personas relacionadas directa o indirectamente con el 'clan de los Romanones', aunque por las declaraciones de Pérez se deducía que eran investigados por encubrir los abusos y no por participar en ellos, como parece ser el caso del ya cesado docente de Religión de Dúrcal.
(vía eldiario.es)

No hay comentarios: