martes, 23 de diciembre de 2014

Ateos exigen espacio para desplegar su mensaje

Protestan frente al Centro Judicial de San Juan

Por Sharon Minelli Pérez / sharon.perez@gfrmedia.com
El grupo denunció que la exclusión de otras religiones en el decoración oficial viola el precepto de completa separación entre la Iglesia y el Estado. (ANA.ABRUNA@GFRMEDIA.COM)
Un grupo de ateos y agnósticos protestó esta mañana frente al Centro Judicial de San Juan para exigir que les permita desplegar en esas instalaciones su felicitación secular o, de lo contrario, se remuevan las decoraciones con motivos estrictamente cristianos, como el pesebre.
“O todos o ninguno”, resumió la abogada Mariana Nogales, una de las integrantes de la organización Humanistas Seculares de Puerto Rico (HUSE) al explicar su reclamo.
“Si el foco central es el árbol de Navidad, que es secular, no hay problema con el asunto. Una vez el foco es el pesebre, eso está violando las disposiciones que se han dirimido jurisprudencialmente”, argumentó.
Para los cerca de 15 manifestantes, las escenas del Niño Jesús y otros símbolos cristianos en instituciones públicas generan un ambiente de desconfianza e incluso resultan ofensivas para las personas que no profesan esa fe religiosa y están obligadas a acudir al juzgado, cuarteles u otras agencias para realizar su trabajo.
“En Puerto Rico existen miles de personas que practican otras religiones, judíos, musulmanes, wicca, paganos, santeros, budistas, hindúes, satanistas, así como miles de personas que no profesan ninguna religión, como los miembros de nuestra organización”, expuso Darío Ortiz, portavoz de la entidad.
Más allá de herir sensibilidades en un país donde hay libertad de culto, el grupo dijo que la exclusión de otras religiones en la decoración oficial de lugares como centros judiciales viola el precepto de completa separación entre la Iglesia y el Estado.
“Si la Constitución es violada por los mismos tribunales y las agencias del gobierno, ¿qué podemos esperar de los demás?”, cuestionó Eva Quiñones.
“No venimos a sacar los pesebres. Lo que queremos es igual espacio”, sentenció Nogales.
“No estamos en contra de la religión. Solamente queremos sacar la religión del gobierno y de la política”, expuso, por su parte, Luis R. Ramos, vicepresidente de HUSE.
“Cuando nos quieren excluir de los espacios públicos, los intolerantes no somos nosotros”, acotó.
Reacciona la Oficina de Administración de Tribunales
La manifestación se produjo luego de que la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT) no respondió inmediatamente si permitiría o no a HUSE colocar una pancarta con un mensaje que proclama la no existencia de deidades, junto a la decoración navideña en el vestíbulo del tribunal, alegó Ortiz.
El portavoz de la OAT, Daniel Rodríguez León, por su parte, aseguró a este medio que “la jueza administradora Isabel Llompart, tiene la petición ante su consideración”.
Rodríguez León dijo que la semana pasada la OAT recibió una primera petición por parte de HUSE. “Pero no incluyeron el modelo de mensaje y de inmediato se les solicitó”, explicó.
Según Rodríguez León, HUSE envió el pasado viernes en la tarde el modelo requerido. Y, debido a que se comunicaron mediante el correo regular, la OAT – que opera de forma reducida por los días festivos - responderá por la misma vía.
El mensaje en cuestión lee: “En esta época en que celebramos el Solsticio de Invierno, deseamos que en nuestro pueblo reine primero la razón. No existen dioses, ni demonios, ni ángeles, como tampoco un cielo, ni un infierno. Solamente existe nuestro bello mundo natural”.
¿Y qué celebran en diciembre?
Aun sin pastores, ni Belén, los miembros de HUSE insistieron en que sí tienen mucho que celebrar en este periodo.
“Hay muchos dioses que nacieron el 25 de diciembre”, comentó Ramos.
Según la explicación circulada por HUSE, el emperador Constantino en el siglo IV ordenó homologar el nacimiento de Jesús con las fechas del solsticio de invierno, que ya se celebraban en el Imperio Romano y otras civilizaciones del hemisferio norte como fiestas del Sol Invictus o Saturnalia.
Esa ocasión “se celebraba con festines, ofrendas a dioses, regalos, reuniones familiares y decoraciones alusivas al renacimiento del Sol”, según la circular de la entidad.
“Vamos a comer pasteles y lechón o una bebida con alcohol, si nuestra religión nos lo permite. Promovamos la unión y la hermandad, el amor al prójimo. Tomemos este tiempo para reflexionar sobre la justicia, la sana convivencia y los derechos de las minorías, sin excluir a nadie por su religión o por su ateísmo”, fue la invitación final de los manifestantes.

No hay comentarios: