viernes, 19 de diciembre de 2014

Francisco hace las paces con las monjas USA

El Papa recibe a las religiosas y se compromete a nombrar a mujeres en cargos de responsabilidad

El Papa Francisco busca la reconciliación con las monjas católicas de EE.UU., según se desprende del informe presentado este mediodía en la Santa Sede, después de que el mismo Pontífice se reuniera con unadelegación de monjas estadounidenses el martes por la mañana, comprometiéndose a nombrar a mujeres para asumir cargos importantes en el Vaticano.
El esperado informe del Vaticano sobre las monjas católicas en Estados Unidos mostró un tono conciliador, alabando a las religiosas por su trabajo social y educativo pero instándolas a que se apeguen a las enseñanzas de la Iglesia.
Dicho informe es el resultado de una investigación iniciada en 2008 tras la preocupación expresada por ciertos funcionarios del Vaticano y obispos estadounidenses sobre que algunas monjas habían adoptado una mentalidad secular.
El documento expresó también en su momento inquietud por el "feminismo radical" que se habría infiltrado al interior de las congregaciones de monjas de Estados Unidos.
La investigación -que comenzó durante el papado del anterior pontífice, Benedicto XVI- involucra a 341 órdenes religiosas y a unas 50.000 monjas.
Funcionarios del equipo de investigación del Vaticano dijeron que algunas monjas no defendían lo suficiente las enseñanzas de la Iglesia en contra del aborto y la homosexualidad y que algunas estaban demasiado involucradas en temas políticos.
Pero el informe dado a conocer el martes no hizo referencia a ninguna crítica específica y no ahondó en la controversia generada por la investigación, llamada oficialmente una "Visita Apostólica".
Aunque su tono general fue muy positivo, el informe señala que las órdenes de monjas en Estados Unidos "deben revisar cuidadosamente sus prácticas espirituales y ministeriales para asegurar que estén en armonía con la doctrina católica".
El informe las insta a "no desplazar a Cristo" cuando realizan su labor social en hospitales y escuelas y al ayudar a los pobres, los sin techo y los marginados.
El documento también pide a las monjas intentar lograr que las personas que inician una vida religiosa reciban una "sólida preparación teológica, humana, cultural, espiritual y pastoral".
El informe, según sus presentadores, pretende no "juzgar situaciones, sino para entender" y no se han descartado nuevos análisis en otros países.
Así lo ha puesto de manifiesto el Prefecto de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, cardenal Braz De Aviz, que ha explicado que para elaborar el informe una delegación del Vaticano ha visitado del 2009 al 2012 341 institutos religiosos femeninos, que aproximadamente reúnen a unas 50.000 religiosas, aunque ha mostrado que han vivido con "amargura y dificultad" que algunos institutos hayan decidido no colaborar.
Por su parte, la Presidenta del 'Leadership Conference of Women Religious", la religiosa Sharon Holland, ha admitido que la visita apostólica hizo que algunas religiosas se sintieran "juzgadas" en un principio, pero que "el resultado ha sido muy positivo" porque la libertad ha jugado un papel clave.
En este sentido, ha agradecido la actitud de escucha de la Santa Sede. Por ello, ha valorado este informe final del Vaticano como muy valioso porque "reconoce la verdad de la vida consagrada" pero al mismo tiempo "respeta las diferencias".
Holland ha explicado que algunos problemas y desafíos que enfrentan las congregaciones religiosas en EEUU son la caída de las vocaciones en la vida religiosa o el bajo salario que reciben las religiosas al tiempo que ha subrayado que no se trata de un informe de conclusiones "simplificadas", sino que se pretende "transformar las incertezas en confianza mutua". Por otro lado, la religiosa ha puesto de manifiesto la necesidad promover una mayor "profesionalización teológica".
Por otro lado, la coordinadora del 'Consejo Mayor de Superioras Religiosas' ha explicado que la visita Apostólica ha ofrecido una "oportunidad tangible" de las religiosas de sentirse "parte de la Iglesia". Durante la presentación del informe, se ha hablado de la necesidad de que haya una mayor presencia femenina en los órganos de decisión de la Iglesia.
La directora de la visita apostólica a las congregaciones religiosas en Estados Unidos, M. Clare Millea, A.S.C.J ha evidenciado que a pesar de las dificultades y amenazas que conlleva servir a la Iglesia, hay una revitalización de la vida religiosa.

No hay comentarios: