martes, 9 de diciembre de 2014

Obama prohíbe al FBI fichar a la gente por raza o religión

El gobierno de Barack Obama emitió directivas que prohíben a las agencias federales _el FBI, entre ellas_ catalogar a la gente por su raza, religión u otras características personales, en unos protocolos que el Departamento de Justicia espera sean imitados por las autoridades locales. Es la primera respuesta formal de la administración de Obama al fuerte debate que estalló en Estados Unidos sobre el racismo existente entre las fuerzas policiales. Tres casos consecutivos de muerte a tiros de hombres negros desarmados por policías blancos, que además no fueron sometidos a juicio, desencadenaron una fuerte ola de protestas en todo el país.

Las directrices, que expanden las establecidas hace una década bajo el gobierno de George W. Bush, requerirán además nuevo entrenamiento y compilación de datos. Activistas de derechos civiles saludaron las nuevas protecciones, pero expresaron decepción porque no se aplicarán a chequeos de seguridad en aeropuertos y fronteras, y no serán de cumplimiento obligatorio para agencias policiales locales y estatales, que son las que tienen prácticamente todo el control de la seguridad callejera en EEUU. Los incidentes mortales que están bajo la lupa fueron protagonizados por policías municipales.

Aunque las directivas federales no fueron redactadas en respuesta a estos casos recientes sí son promulgadas en medio del fuerte debate nacional sobre los estándares del uso de la fuerza por la policía, la llamada “justicia racial” y el tratamiento de las minorías por los agentes del orden. “Particularmente a la luz de ciertos incidentes recientes que hemos vistos a nivel local — y las abundantes preocupaciones sobre confianza en el proceso de justicia criminal que tanta gente ha mencionado en toda la nación — es imperativo que tomemos todas las medidas posibles para instituir prácticas policiales buenas y fuertes’’, dijo el secretario de Justicia Eric Holder al presentar las directivas. Los casos polémicos son: la muerte a tiros en agosto de un adolescente negro desarmado a manos de un policía blanco en Ferguson, Missouri y la muerte por estrangulamiento de un hombre negro semanas antes en Nueva York, también a manos de un policía blanco. Se puede sumar el caso de un niño negro de 12 años abatido por la policía, que creyó que blandía un arma cuando se trataba de una imitación de juguete, pero este caso es percibido como más complejo y algo diferente. A las muertes se suma que jurados locales, luego de desarrollar una investigación preliminar de ambos casos, declinaron presentar cargos contra los policías. Igualmente el Departamento de Justicia que dirige Holder investiga los dos casos.

Pedido. Las directivas son aplicables a agencias federales dependientes del Departamento de Justicia, lo que incluye al FBI, la DEA y el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos. Se extienden además a agentes de departamentos locales que integran fuerzas especiales conjuntas con agentes federales. Pero su impacto práctico está por verse, porque los agentes policiales locales son los autores de casi todos los controles de tráfico y sospechosos, de dar respuesta a llamadas de emergencias y de las interacciones diarias con las comunidades que patrullan. Holder se reunió con funcionarios locales para alentarlos a adoptar las directivas federales.

Informe sobre torturas de la CIA

Fragmentos de un informe del Senado estadounidense sobre los métodos de tortura de la CIA serán difundidos hoy, indicó la Casa Blanca. El portavoz del presidente Barack Obama, Josh Earnest, dijo que apoya la medida. El Comité de Servicios Secretos del Senado, que preside la senadora demócrata Dianne Feinstein, había aprobado en abril su difusión tras años de debates internos. Se darán a conocer alrededor de 500 páginas del “Torture Report”, de 6.300 páginas.

(via unoentrerios.com.ar)

No hay comentarios: